Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pediatras no dan abasto, con hasta 50 niños al día, sobre todo en Oviedo y Siero

La escasez de plazas MIR y las jubilaciones sin relevo, entre las causas de la sobrecarga

Los pediatras de atención primaria del centro de Asturias denuncian importantes sobrecargas de trabajo que están plasmándose en agendas que, "a menudo, sobrepasan los 40 o 50 pacientes pediátricos" diarios. Así lo indican 18 especialistas en niños que trabajan en centros de salud del área sanitaria IV, con cabecera en Oviedo, en un artículo que se puede consultar debajo de esta noticia. Los pediatras firmantes del texto subrayan que las decisiones tomadas durante años por las autoridades sanitarias "han provocado tal déficit de pediatras en los centros de salud, que gran parte de ellos se ven ahora obligados a enfrentarse a su trabajo cotidiano como si se tratase de una galerna".

"Hablamos de un problema generalizado en Asturias, pero que en el momento actual afecta con especial intensidad al área sanitaria IV", precisaron a LA NUEVA ESPAÑA los firmantes del manifiesto. En realidad, la escasez de pediatras se deja sentir en toda España desde hace tiempo, pero no consta que se hayan adoptado medidas correctoras coordinadas a nivel nacional.

En el Principado, a día de hoy, "la situación es especialmente delicada en los centros de salud de Vallobín y Teatinos, en Oviedo, y de Pola de Siero", indicaron los denunciantes. Se trata de centros de primaria -agregaron- en los que los cupos de pacientes de los pediatras son muy numerosos, lo que provoca que la ausencia de un profesional implique para sus compañeros de consultorio un aumento de tarea muy sustancial.

A la hora de exponer las causas de este panorama, los especialistas mencionan la escasez de plazas MIR convocadas, la insuficiente rotación por atención primaria de los pediatras en formación, los contratos precarios, los abuso en la utilización de la figura de pediatra de área, la mala distribución de los recursos humanos, la parquedad en plazas ofertadas en oposiciones... Estas circunstancias y otras han provocado, a juicio de los firmantes de la carta, que los pediatras más jóvenes prefieran "quedarse en el hospital o irse a otra comunidad autónoma", al mismo tiempo que a los veteranos les llega "en mayor número la edad de jubilación sin posibilidad de relevo". Los autores del texto se reafirman en sus protestas de meses atrás, cuando vaticinaron que el diseño de las oposiciones de pediatras de primaria y de hospital iba a provocar que algunas plazas de los centros de salud quedaran descubiertas.

Compartir el artículo

stats