Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos piden Policía en los centros de salud: "La mayoría de las agresiones se callan"

El presidente de los facultativos reclama acabar con los ataques en consultas porque "el miedo" merma la calidad del servicio

"Muchas agresiones no se denuncian", lamentan desde el colegio de médicos

Los médicos asturianos reclaman vigilancia policial en los centros de salud y el conjunto de servicios sanitarios del Principado, como medida disuasoria en su lucha contra las agresiones al personal sanitario. Los datos correspondientes a 2017 aún no están disponibles, pero en 2016 la consejería de Sanidad tramitó un total de 234 denuncias, de las que sólo las físicas sumaron 43. "La cifra es la punta del iceberg, porque la mayoría no se denuncian, y es necesario concienciarnos de la necesidad de hacerlo para acabar con esta lacra", remarcó ayer el presidente del Colegio de Médicos del Principado, Alejandro Braña.

El delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo, presentó ayer a los inspectores jefes de la Policía Nacional que ejercerán como interlocutores sanitarios entre los servicios médicos y las fuerzas de seguridad del Estado en Asturias. Se trata de Pedro Julián Aguado de la Puente en Oviedo y de José Ramón Ferrerio Flórez en Gijón. Ambos se encargarán de realizar un seguimiento de las denuncias que se presenten y de su investigación, según explicaron fuentes policiales. Ambos realizarán un censo de centros sanitarios, analizarán las medidas de seguridad de cada uno y establecerán las que habría que adoptar. Esta medida emana de una directiva nacional.

A la reunión asistieron los máximos responsables de la Guardia Civil en Asturias, y representantes del Colegio de Médicos y del de enfermería. "La violencia contra los médicos y el personal sanitario es una lacra total y absoluta con la que hay que tener tolerancia cero. Estos profesionales no pueden trabajar en condiciones de inseguridad, si se sienten amenazados e indefensos, porque si sienten miedo, la calidad del servicio empeora", aseguró Alejandro Braña. Señaló que la mayoría de las agresiones son verbales, con insultos, coacciones y amenazas, y que se producen principalmente en Atención Primaria (centros de salud) y en los servicios de Urgencias.

Compartir el artículo

stats