11 de febrero de 2018
11.02.2018

Una reclamación de 1.500 millones con amplio respaldo político

10.02.2018 | 23:50

El representante en Asturias de la plataforma de Justicia Salarial de Policías y Guardias Civiles (Jusapol), Mario Villaveirán, explicó que la reclamación de incremento salarial supondría unos 1.500 millones de euros, repartidos en 500 millones por año. "De esa forma nos acercaríamos a lo que podría ser una equiparación con las policías autonómicas, muchas policías locales y forales", señaló. Esos 500 millones anuales supondría para cada agente una media de 200 euros mensuales en el primer ejercicio -que debería ser este mismo año-, 400 en el segundo y así hasta el tercero, añadió.

La reivindicación de policías nacionales y guardias civiles cuentan con un amplio respaldo político en Asturias. De hecho, representantes de todos los partidos participaron en la cabecera de la manifestación, también del PP. Y también diputados nacionales como Ignacio Prendes (Ciudadanos) y Adriana Lastra (PSOE).

La manifestación ascendió por la calle Marqués de Santa Cruz, atravesó Santa Susana y continuó por Federico García Lorca, donde se paró ante una residencia geriátrica para agradecer el apoyo a las trabajadoras que desde las ventanas les aplaudían y daban su apoyo. A continuación se dirigió a la plaza del Fresno, antigua de La Gesta, donde estaba convocada la concentración final.

Las primeras palabras de la organización fue para los agentes identificados como Jandro y Chama, ambos expedientados "por no querer cerrar la boca y enfrentarnos a quienes quisieron amordazar". Ellos fueron los pioneros en esta lucha de guardias civiles y policías por la equiparación salarial. Sus nombres fueron ampliamente coreados y aplaudidos mientras se les aseguraba que recibirán todo el apoyo necesario, también económico, "porque todos somos uno; una familia".

Los organizadores cedieron unos minutos de intervención a los partidos políticos, que comprometieron su compromiso y apoyo en esta reivindicación. Algunos entre pitos y abucheos, sobre todo a PP y a Podemos, y otros entre fuertes aplausos, como Ciudadanos, cuyo representante, Ignacio Prendes, condicionó el apoyo de su formación a los presupuestos generales a que se suban los salarios de guardias civiles y policías.

De momento, los agentes continuarán movilizándose.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas