12 de febrero de 2018
12.02.2018

Nuevo bajón térmico para hoy, con cota de nieve que puede quedar a sólo 200 metros

Las carreteras de montaña asturianas, condicionadas por el peligro de argayos y aludes

12.02.2018 | 01:44
Nuevo bajón térmico para hoy, con cota de nieve que puede quedar a sólo 200 metros

Asturias vivió una nueva jornada invernal aunque las temperaturas de ayer en la región recordaban al otoño. Mucho más altas que en días precedentes (casi 16 grados en Llanes, por ejemplo), los termómetros permitieron una tregua -la temperatura mínima fue de 0,9 grados bajo cero en el puerto de Pajares- aunque la lluvia, pertinaz pero no intensa, machacó durante todo el día y en la mayor parte de la geografía astur.

Taramundi superó los 12 litros por metro cuadrado y Cabrales los 11. Por encima de los 10 litros por metro cuadrado se situaron concejos como Aller, Ibias y Mieres. Más lluvia, como se ve, por el interior del Principado, que hoy volverá a sentir los rigores de las nieves.

Porque, según los pronósticos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) la cota de nieve se situará en torno a los 400-500 metros, pero podría nevar en algunos puntos en la cota de 200 metros de altitud. Las temperaturas irán hoy en descenso aunque las mínimas se esperan para el final del día.

Habrá heladas débiles en el interior, que serán más intensas en zonas altas. Viento de componente oeste, rolando a partir de la tarde hasta suroeste y que soplará con más intensidad en el litoral. Ayer ya sopló fuerte. El Cabo Peñas registró una racha máxima de 67 kilómetros por hora. En el puerto de San Isidro, vertiente leonesa, se superaron los 70.

La nieve de los últimos días sigue creando problemas. En estos momentos hay dos puertos cerrados y varios con cadenas. La carretera de acceso a Sotres, desde Poncebos, también se mantenía cerrada en previsión de aludes. Hay antecedentes, y algunos muy dramáticos como bien conocen los cabraliegos.

Los argayos también crean problemas. Uno de los puntos calientes de la red viaria asturiana es el desfiladero de Los Beyos.

Las máquinas trabajan a destajo en Cangas del Narcea para despejar la carretera AS-29, cortada por un gran argayo desde el pasado martes a causa del temporal. La carretera, principal vía de comunicación de Ibias, el Valledor (Allande) y varios pueblos cangueses con el resto de la región a través del Pozo de las Mujeres Muertas, podría quedar abierta al tráfico el próximo jueves. Al menos esas son las previsiones que manejan los responsables del mantenimiento de carreteras, y que ayer trasladaron al regidor cangués José Víctor Rodríguez.

"Los operarios están construyendo una plataforma con material procedente de una cantera cercana para poder acceder a la cresta de la montaña con la pala para picar", explicó el alcalde Rodríguez, que recalcó que en cuestión de fechas solo existen previsiones.

"Mora" es una yegua que ayer dio mucho trabajo. Su propietario, Gerardo Fernández, vecino de Yernes, subió hasta Braña'l Gatu -una caminata entre nieve que en algunas zonas tenía un metro de altura- para rescatar al animal. En total, ida y vuelta, seis horas por el monte con ayuda de raquetas.

Gerardo Fernández aprovechó el viaje para echar una mano a otros vecinos, que también tenían ganado en las alturas. Las reses fueron trasladadas a Folgueras, una braña de Yernes. El rescate llegó a tiempo porque los animales llevaban entre la nieve una semana "comiendo artos y palos, y sin agua".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook