18 de febrero de 2018
18.02.2018

Blefaroplastia para una mirada joven y revitalizada

La cirugía de los párpados sirve para corregir la caída de la piel en los superiores y las bolsas de los inferiores

18.02.2018 | 12:44
Blefaroplastia para una mirada joven y revitalizada

¿Qué es la Blefaroplastia?

El prefijo "blefaro-" indica "párpado", mientras que "plastia" hace referencia a la "cirugía que se encarga de modificar la forma". La cirugía de los párpados o Blefaroplastia, sirve para corregir la caída de la piel de los superiores y las bolsas de los inferiores, consiguiendo un aspecto joven y revitalizado.

¿En qué consiste esta intervención?

La blefaroplastia en el párpado superior suele realizarse en los casos de "blefarocalasia", es decir, el exceso de piel –laxitud de los tejidos– en el citado párpado superior. Cuando este exceso de piel llega a la línea de las pestañas puede incluso ocupar parte del campo visual y reducir la amplitud de la visión. Desde el punto de vista estético, esta patología entristece la mirada, envejece y da aspecto de cansado.

En cuanto a la blefaroplastia en el párpado inferior, suele ser motivada por una pseudohernia de las bolsas grasas que rodean al ojo, las cuales también dan a la persona un aspecto aletargado, envejecido y cansado.

Causas de estas patologías en los párpados

El envejecimiento es la principal causa de la blefarocalasia y de la pseudohernia de los compartimentos grasos en el párpado inferior. Este envejecimiento será distinto en cada persona en función de su genética y de factores como el tabaquismo, que disminuye la calidad de la piel; la falta de sueño o la exposición solar, que también juega un papel importante.

¿A partir de qué edad se suele realizar esta intervención?

No hay una edad establecida y dependiendo de cada caso, estas patologías pueden presentarse en cualquier momento, aunque podemos empezar a observar los primeros signos de envejecimiento palpebral a partir de los 30 años. Sólo aconsejamos esta cirugía cuando vaya a tener unos beneficios notables, cuando los cambios del "antes y después" sean más drásticos y supongan un beneficio al paciente, que suponga una mejoría en su mirada, en su autoestima e incluso en su visión. En ocasiones nos encontramos con casos en los que el exceso de piel en el párpado es tan sutil que desaconsejamos la intervención.

¿Afecta más a hombres o a mujeres?

Es una patología muy habitual ya que, en mayor o menos medida, la sufre o la sufrirá el 80% de la población. Mi experiencia profesional me ha hecho encontrarme con más casos de mujeres con patologías del párpado superior, y hombres con pseudohernias grasas en el inferior, con bolsas en las ojeras. A la hora de realizarse la intervención, como ocurre en todas las operaciones de estética, nos ganan las mujeres por goleada. Hay muchos más pacientes mujeres que hombres, ellas se suelen preocupar más por la imagen, aunque en este caso de la blefaroplastia cada vez son más los hombres que se animan a pasar por quirófano y suelen hacerlo no por verse más guapos y favorecidos, sino por tener una imagen que no transmita dejadez y cansancio, sino actividad y energía.

¿Cómo es la intervención y el pre- y post-operatorio?

Es una intervención muy corta. Solemos reservar una hora o una hora y cuarto de quirófano en la que se incluye la preparación del paciente, el tiempo de anestesia, la medición de los ángulos y el deja todo "bien dibujado", ya que en la cirugía plástica facial la planificación y las mediciones son fundamentales. Se trata de una operación muy rápida y el paciente la tolera muy bien. Se realiza habitualmente con anestesia local y, en los casos de pacientes más nerviosos o con ansiedad, recurrimos a la sedación consciente, aunque en la mayoría de los casos con la anestesia local es suficiente.

La piel del párpado superior es una de las más finas del cuerpo y está muy vascularizada, por lo que el efecto secundario más frecuente es el hematoma, que dura 15 días como mucho. Para prevenirlo se debe aplicar frío local en el párpado para que los vasos se contraigan y la posibilidad de desarrollar hematomas sea menor. Aunque no es necesario reposo absoluto, si es conveniente un reposo relativo, ya que deben evitarse las maniobras de Valsalva: acciones como toser, hacer fuerza, cargar pesos..., es decir, todas aquellas que eleven la presión en la cabeza. En la clínica Rehberger López-Fanjul establecemos un protocolo de tres revisiones: al día siguiente, a la semana y un mes después del tratamiento. Sin embargo no existe límite de revisiones si el paciente o el caso lo requieren.

¿Cuando tarda el paciente en notar la mejoría?

A los pocos días ya se percibe una gran mejoría. Además, como el tratamiento se realiza aprovechando los pliegues naturales de los párpados, la cicatriz queda completamente camuflada e imperceptible.

¿Es una cirugía costosa?

Al tratarse de un procedimiento corto, de rápida recuperación y que se puede llevar a cabo exclusivamente con anestesia local, es un tratamiento muy asequible para todas las economías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído