11 de marzo de 2018
11.03.2018

Un jinete de 37 años, herido grave al ser atropellado en Siero

El hombre, que cabalgaba con un grupo por la carretera de Ferrera, recibió un fuerte golpe en la cabeza, y el caballo murió

11.03.2018 | 00:21

Un jinete de 37 años resultó herido grave y su caballo, murió, tras una colisión con un vehículo cuando circulaba por la carretera que une la Pola y Noreña, a la altura de Ferrera, en el concejo de Siero. Z.G.G. fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias, con un fuerte golpe en la cabeza. Transitaban en dirección hacia la capital polesa y el accidente se produjo sobre las ocho y media de tarde.

Como resultado del impacto entre el caballo y un turismo Citröen Xara granate, matrícula O-9851-CG, el equino quedó tendido en la zona de prado, en la cuneta, y el hombre, cuya identidad se corresponde con las iniciales Z.G.G., en la carretera. Testigos presenciales que le asistieron en un primer momento hasta que llegaron los servicios de emergencias, que ellos mismos alertaron, describen que la víctima estaba tumbada boca abajo y con la cara ladeada ensangrentada. Estaba consciente.

Los servicios sanitarios le trasladaron, tras las primeras atenciones médicas en el lugar del accidente, al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. Según las primeras valoración y a expensan de realizarle más pruebas, su estado es grave. Recibió un fuerte golpe en la sien.

En el momento del accidente el hombre iba acompañado por un grupo de jinetes. Entre ellos, una mujer que se las tuvo que apañar para calmar a su caballo, pues testigos del siniestro aseguran que estaba muy nervioso. Aún no están claras las causas que pudieron ocasionar el atropello. Hasta el lugar del accidente, además de los equipos sanitarios, se desplazaron varias patrullas de la Guardia Civil.

La noticia del accidente pronto empezó a comentarse en las redes sociales, a última hora de la tarde de ayer, sobre todo, porque para alertar del atropello a los usuarios de esta vía para que circularan con precaución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook