13 de abril de 2018
13.04.2018

Los ecologistas acusan al Principado de plegarse una temporada más a las presiones de los pescadores

Los conservacionistas reclaman medidas "exigentes", "valientes" y "radicales" para reducir el "impacto" que provocan los miles de pescadores que acuden a los ríos en las poblaciones de trucha y salmón

13.04.2018 | 11:09

La Coordinadora Ecoloxista d'Asturies ha acusado al Gobierno del Principado de "plegarse una vez más a las presiones realizadas por los pescadores para continuar capturando salmones y truchas" durante la temporada de pesca, que comienza este domingo. Todo ello, según los conservacionistas, a pesar de las "amenazas que sufren ambas especies, cuyas poblaciones, tras décadas de explotación masiva, continúan en marcado declive y en peligro de desaparición en muchas cuencas".

Por este motivo, la Coordinadora ha reclamado medidas "más exigentes" para reducir el impacto que tienen los miles de pescadores en estas especies:

–El continuo declive de las poblaciones de salmón atlántico en los ríos asturianos hace que la especie esté en claro peligro de extinción, lo que debería llevar a aplicar firmes principios de precaución en el manejo y gestión de la especie. Como única alternativa a la extracción (y muerte) de ejemplares del río proponemos la pesca sin muerte (captura y suelta) como único método de pesca durante toda la temporada y en todos los ríos en que se autorice la pesca del salmón.

–Limitar el número de truchas capturadas por pescador cada día. Debido a la continua reducción de la especie en la mayoría de las cuencas, nosotros proponemos que sea de cuatro al día, en vez de las seis establecidas.

–Aumentar la talla mínima de las truchas "pescables" hasta los 21 centímetros en todos los ríos, para que queden más truchas reproductoras en los mismos.

–Limitar el horario de pesca, frente al actual que va variando de 7.30 a 6.30 por la mañana y de 21.00 a 23.00 horas en función del mes. Especificar literalmente que está prohibida la pesca después del ocaso y la ayuda de luces artificiales. Basta con autorizar la pesca desde el orto hasta el ocaso y eliminar la tabla de horarios. En las normativas se recoge un horario que no se ajusta a las horas diurnas. Dependiendo si estamos a principios o finales de mes se puede estar pescando en total oscuridad, lo que genera picaresca con las luces artificiales al haber una falta de control efectivo de los pescadores dada la escasa vigilancia existente en los ríos debido a los escasos efectivos de guardería del Principado y del SEPRONA.

–Suspensión inmediata de las repoblaciones. No están avaladas por estudios científicos y suponen un problema añadido más a la biodiversidad de los ríos al reducir la variabilidad genética de las espacies repobladas, aspecto este bien contrastado en la bibliografía científica.

–Creación de vedados permanentes en las principales graveras o zonas de desove de cada río, a fin de que se sirvan de zona fuente para repoblar de forma natural el río.

–Restringir, los cebos naturales, como la lombriz, las larvas de tricópteros, etc. que provocan una mortalidad secundaria en las tallas menores a la legal debido a que el pez traga profundamente el anzuelo y su extracción le ocasiona lesiones que imposibilitan su supervivencia, aunque se produzca su devolución al agua tras el desanzuelado.

–No permitir la pesca de la Alosa spp. en ningún los río menos en el Eo. Proponemos sacarla del listado de especies de pesca, al encontrarse catalogada por la UICN como vulnerable. Es una especie anádroma y con una población todavía muy pequeña en los ríos asturianos.

Según la Coordinadora, si no se toman "medidas valientes y radicales" tanto a corto plazo como a futuro, se está poniendo en "peligro inminente de desaparición" a especies tan emblemáticas como el salmón. "No podemos permitir que los caprichos de los políticos y el plegamiento a los intereses de ciertas asociaciones de pescadores que, creyéndose propietarios del recurso, entienden a las truchas y salmones como de su exclusiva propiedad y siguen anclados en una idea extractiva y depredadora de la pesca ya superada por los acontecimientos", ha añadido el colectivo.

"Si no somos capaces de atajar esta situación no dudamos que a muy corto plazo se acabe con la diversidad biológica de los ríos asturianos, que recordamos es patrimonio de todos, no sólo de los pescadores", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído