26 de abril de 2018
26.04.2018

Tráfico intensificará en Asturias el control sobre las motos y hará campañas especiales para peatones

Un total de 35 personas perdieron la vida en la región en los accidentes registrados en 2017

26.04.2018 | 13:36
Un control de la Guardia Civil de Tráfico

Las motos y los peatones serán el centro de las campañas de Tráfico en Asturias durante este año, después de que en el pasado ejercicio los accidentes de motocicletas registraran el mayor número de fallecidos y se duplicara la cifra de personas que perdieron la vida en vías urbanas. En total, en 2017 se contabilizaron 35 fallecimientos en la región.

Las cifras las presentó la jefa provincial de Tráfico en Asturias, Raquel Casado, en la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial del Principado, que presidió el delegado del Gobierno, Mariano Marín, y a la que asistieron más de una treintena de representantes de las administraciones estatal, regional y local, además de la Federación Asturiana de Concejos (FACC).

Según los datos facilitados por Casado, la totalidad de los 27 fallecimientos que se registraron en las vías interurbanas se produjeron en carreteras convencionales. Las motos provocan el mayor número de fallecidos, 10 personas (37%), seguido de los turismos con 8 (30%). Destacan también dos accidentes mortales en bicicleta. De las víctimas mortales, 23 eran conductores, dos circulaban como pasajeros y otras dos personas eran peatones.

Por sexo, se cuentan 23 hombres y cuatro mujeres. Por edad, el rango que soporta un mayor número de fallecidos es el de 35 a 44 años, con ocho víctimas (30% del total), seguido del de 55 a 64, con cinco muertos. Hay una víctima mortal de menos de 14 años y otra de más de 85.

Por tipo de accidente, la salida de vía fue responsable del 45% de los accidentes mortales (12), seguido de la colisión frontal, con el 15% (4).

Los factores concurrentes que mayoritariamente estuvieron presentes en los accidentes mortales fueron la conducción distraída, en un 28% de los casos registrados, seguida del exceso de velocidad, con el 21% del total. Además, dos usuarios de turismo y otro de furgoneta no llevaban cinturón de seguridad. Y uno de los dos fallecidos en bicicleta no utilizaba el casco cuando su uso era obligatorio. Todas las víctimas mortales en motocicleta y ciclomotor portaban casco.

En vías urbanas, fueron 8 las personas que perdieron la vida, lo que supone el doble que en 2016. Siete de ellas eran peatones y la restante un conductor de turismo, según los datos facilitados por la Delegación del Gobierno.

La Comisión analizó especialmente los datos de siniestralidad de las motos, "un vehículo que con apenas un 8 por ciento de parque, causó 10 fallecidos, dos más que en 2016 y que suponen un 37 por ciento del total. Ante estos datos, la Jefatura Provincial de Tráfico y el Sector/Subsector de Tráfico de Asturias pusieron en marcha una campaña especial que si inicialmente se iba a aplicar durante el verano, se prolongó hasta noviembre. En total se controlaron más de 4.600 motos y se impusieron 276 infracciones.

El desarrollo de la estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 también ha sido motivo de análisis. En el marco del Plan Autonómico, se han puesto en marcha siete grupos de trabajo, en el que se incluyen el de la Universidad, con talleres informativos en los colegios mayores de Oviedo, y el de Movilidad Sostenible en la Empresa.

Además de estos datos globales, se repasaron la colaboración entre los ayuntamientos y Tráfico para la realización de las campañas especiales de control y vigilancia, en la que participan un total de 26 concejos. En la actualidad hay cedidos ocho vehículos equipados con etilómetros de precisión y siete de ellos con radar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook