09 de mayo de 2018
09.05.2018

Los lechazos de Picos de Europa duplican su precio al catalogarse como producto "Pro-Biodiversidad"

Quinientos corderos lechales se venden en Asturias y Castilla y León dentro de una marca que favorece las producciones tradicionales

09.05.2018 | 14:39

Cinco mil lechazos de Picos de Europa pagados al doble de precio a sus productores gracias a la marca "Pro-Biodiversidad", un sello que garantiza que los animales se han criado y manejado de una forma tradicional desde su nacimiento hasta que fueron sacrificados. Los productores de lechazo no tienen que hacer nada especial, sólo mantener la técnica tradicional con la que llevan trabajando toda la vida y que es merecedora de este sello de calidad


Según explicó esta mañana en rueda de prensa el director general de Desarrollo Rural del Principado de Asturias, Jesús Casas, han sido cinco los pastores de ganado de Picos de Europa los que en esta ocasión han decidido vender sus lechazos con este sello, y les ha permitido que su trabajo "sea realmente rentable".


"Nuestra producción agroalimentaria está muy condicionada por el territorio, no vale con decir que Asturias es el Paraíso Natural, hay que poner en valor las producciones agroalimentarias que se llevan a cabo en explotaciones en espacios naturales y que se manejan bajo sistemas tradicionales", concretó Casas. En la rueda de prensa ofrecida esta mañana también participó Gerardo Báguena, director de la Fundación española por la Conservación del quebrantahuesos, y que colabora en este programa para impulsar la biodiversidad en el medio rural. Según Báguena "este es un pequeño sueño hecho realidad, una forma ejemplar de impulsar la biodiversidad. El ganadero tiene una protección de su explotación, se le comprar el cien por cien de sus animales y el dinero que se capitaliza se queda en el núcleo". Fueron los supermercados Alimerka los que han puesto en el mercado los 500 lechazos, que se distribuyeron en cincuenta puntos de vena repartidos entre Asturias y Castilla y León. Un producto que los consumidores saben valorar por su calidad y que cada vez buscan más. Así lo manifestó Begoña Santos, responsable de compras de Alimerka, "seleccionamos cincuenta establecimientos teniendo en cuenta las características del comprador y se vendieron todos los lechazos. Estamos dispuestos a seguir trabajando esta línea".
Los productores agroalimentarios asturianos que consideren que sus producciones podrían entrar dentro de este sello de calidad, deben de ponerse en contacto con la Fundación Quebrantahuesos que se encargará de asesorarles en el procedimiento para poder disponer de este sello.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído