"Paca" ya no vivirá sola. La Fundación Oso de Asturias (FOA), encargada de gestionar el cercado de Santo Adriano y Proaza, juntará en junio a las osas "Paca" y "Moli" (fue bautizada como "Molina" cuando fue hallada en la localidad de Riomolín). La decisión cuenta con el respaldo de los expertos y los biólogos de la Estación Biológica de Doñana, que consideran que las dos osas que viven en semilibertad estarán mejor juntas "porque podrán interactuar entre ellas, ya que no pueden estar en contacto con otros animales", explica Pepín Tuñón, presidente de la FOA. "Paca" y "Moli" necesitan estímulos, y no hay mejor manera de conseguirlo que lograr que vivan unidas.

Además, durante estos días varios expertos están analizando los comportamientos individuales de las dos osas para recabar toda la información posible y plantearse la unificación de las dos con las mayores garantías. "Lo haremos de una manera progresiva y se van a instalar en la zona de manejo en donde 'Paca' y 'Tola' vivieron con 'Furaco'. Primero levantaremos una valla para que se vean y entren en contacto poco a poco. Después, pasadas tres semanas, sustituiremos la valla por una compuerta, para que entren y salgan", concreta Tuñón. El verano regalará, pues, compañía a "Paca", que se había quedado sola tras la muerte de su hermana "Tola" en enero de este año. Aunque la osa no parece haber notado mucho la ausencia de su hermana y sigue teniendo un comportamiento normal (se alimenta, juega, se baña en la charca...), los expertos consideran que lo mejor es que las dos osas vivan juntas. "No es algo que se haga porque se nos ocurra, esta decisión está avalada por la Estación Biológica de Doñana", concreta el presidente de la FOA, que confía en que el proceso de unificación de las osas sea un éxito. "Lo haremos con tranquilidad, un día que no se anunciará, dado que para bajar a 'Moli' tenemos que hacerlo con sumo cuidado. No es lo mismo manejar un oso que otro animal", explica Pepín Tuñón.

Veterana y joven

Lo cierto es que aunque el objetivo no es unirlas para verlas juntas, sino porque biológicamente es lo mejor para ellas, está claro que serán muchos los turistas y curiosos que se acerquen al cercado de Santo Adriano para poder ver a las dos osas y cómo se relacionan entre ellas. Cuando llegue el invierno y el periodo de hibernación, juntas también, serán desplazadas a la zona más amplia del cercado, donde ahora vive sola 'Moli' y en la que cuentan con cuevas para hibernar.

Se encontrará, así, la veterana "Paca" con la joven "Moli". "Paca" tiene 29 años, es tranquilona y su peso ronda los 135 kilos. "Moli", mucho más joven, nació en 2013, fue rescatada malherida cerca de Leitariegos, pero no logró reintegrarse a su medio natural, se empeñaba en bajar a Degaña en busca de calor humano. Ninguna de las dos estará ya sola.