Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las novedades en el sistema sanitario público

Sanidad sopesa introducir "medidas extraordinarias" contra la lista de espera

El Consejero insta a los gerentes de las áreas a que las demoras no se disparen en verano y a que ningún punto de atención quede descubierto

El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto, mantuvo ayer una reunión con los gerentes de las ocho áreas sanitarias de la región en la que se analizaron medidas para atajar las listas de espera, que en algunos hospitales y en determinadas especialidades están aumentando de un modo preocupante, a juicio de las autoridades del sector. En algunos casos, el problema parece más difícil de solucionar, dado que en el mercado laboral no hay médicos que permitan reforzar las plantillas o cubrir las bajas y las vacaciones. En consecuencia, el titular de Sanidad anunció semanas atrás la adopción de "medidas extraordinarias" que ayer estuvo sopesando con los gerentes en un toma y daca de posturas sobre el que no trascendieron más detalles.

"El Consejero instó a los gerentes a que las listas de espera no se disparen durante los meses de verano", indicó a este periódico un portavoz autorizado de la Administración sanitaria, quien agregó que otra preocupación que Del Busto transmitió a sus colaboradores se centra en que, a lo largo del periodo estival, "no quede desatendido ningún punto de atención sanitaria". Una petición que no resulta sencilla de satisfacer por parte de los responsables de las áreas por dos motivos fundamentales: la dificultad para conseguir médicos en zonas rurales y apartadas; y la escasez de facultativos -entre ellos médicos de familia- para realizar la cobertura de las vacaciones.

Esta falta de médicos está obligando a incrementar el número de prórrogas que se conceden a los facultativos que cumplen 65 años y que solicitan retrasar su jubilación.

Francisco del Busto suele reunirse varias veces al año con los gerentes de las áreas sanitarias con el objetivo de conocer de primera mano la marcha de los objetivos, los problemas con los que se encuentran y las posibles soluciones para atajarlos. "Las listas de espera son una cuestión recurrente en estas reuniones", indicó el citado portavoz de la Consejería.

Demanda y envejecimiento

Como este periódico ha venido poniendo de relieve, las dificultades más notorias están registrándose en especialidades como traumatología y rehabilitación, en las que la demanda de asistencia está incrementándose en línea con el progresivo envejecimiento de la población. Cuando Del Busto anunció en la Junta "medidas extraordinarias", se refería en concreto a la situación de los servicios de traumatología de los hospitales públicos, que cada año atienden unas 200.000 consultas externas, que se suman a unos 70.000 pacientes vistos en los servicios de Urgencias. El titular de Sanidad puntualizó entonces que la "demanda creciente" no sólo afecta a traumatología, sino "también a otras especialidades, como oftalmología o dermatología".

En el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde se registran los mayores atascos, la espera media de los pacientes que se operan en el área de traumatología se disparó el pasado mes de abril hasta 161 días, frente a los 134 de los intervenidos en marzo. En el conjunto de los hospitales asturianos, la demora pasó de 134 a 143 días. En materia de primeras consultas, la espera media es de 94 días en el conjunto del Principado y de 145 días en el HUCA.

Hoy, en Oviedo, 66 traumatólogos comienzan un concurso-oposición para optar a 10 plazas fijas.

Compartir el artículo

stats