09 de junio de 2018
09.06.2018

Un mayo húmedo y frío, antesala de un verano con los pluviómetros sobrados de agua

09.06.2018 | 00:54

Asturias se prepara para dar la bienvenida a la temporada estival con los pluviómetros a rebosar. Ayer en el Principado llovió mucho y de forma intensa. Pero el mes de mayo que finalizó hace ocho días arroja un balance parecido. "Frío y húmedo en general", resume el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, Ángel Gómez. Según la Aemet, mayo ha sido "un mes de contrastes, con temperaturas mínimas diarias que han subido de forma continua", lo que supuso menos frío de lo habitual, pasando del entorno de los 5 grados centígrados al principio, a estar por encima de diez grados al final del mes; y con una distribución irregular de las precipitaciones. Los expertos en meteorología atribuyen esa situación al origen tormentoso de las lluvias del último tercio del mes.

La temperatura máxima más alta fue de 26 grados el día 7 en Amieva y la mínima más extrema fue de -5,6, el primero de mayo en Leitariegos. Respecto al carácter térmico, mayo fue frío en la franja central de la región, y normal en áreas del litoral y de la cordillera, mientras que en el carácter pluviométrico, mayo resultó húmedo en toda la mitad occidental, y en algunas áreas como Oviedo y Avilés, muy húmedo.

La insolación fue un diez por ciento superior a la normal, tanto en el aeropuerto como en el observatorio de Oviedo, con 181 y 187 horas de sol respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine