05 de julio de 2018
05.07.2018
 

Médicos de primaria, intensivistas, internistas y cardiólogos, contra la creación de la especialidad de urgencias

Seis sociedades científicas plasman en un documento su "malestar" por la decisión de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados a favor de instaurar una especialidad de urgencias y emergencias

05.07.2018 | 17:56
Área de Urgencias del HUCA.

Seis sociedades científicas que representan a 50.000 especialistas médicos (el 40 por ciento del Sistema Nacional de Salud) han rechazado la creación de una especialidad médica en urgencias y emergencias y han asegurado que los profesionales que atienden estos servicios deben tener un perfil "generalista".

En un comunicado conjunto, los médicos de atención primaria, los internistas, los intensivistas y los cardiólogos han manifestado su "malestar" por la decisión tomada la semana pasada en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados a favor de la creación de una especialidad en urgencias y emergencias.

La Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC) son las entidades que firman este texto. Argumentan que la patología que se atiende en Urgencias, así como toda patología urgente, es "enormemente variada". En consecuencia, los profesionales de los servicios de urgencias deben tener un perfil "generalista" para poder dar respuesta adecuada a los problemas generales de los pacientes.

Según el documento, la atención de urgencia es integral y continua, que se presta por atención primaria y hospitalaria y por los servicios y dispositivos de urgencias, y cualquiera de esos ámbitos "forman parte del ámbito natural de trabajo del médico de familia".

Además, subrayan que la creación de esta especialidad no resolvería ninguno de los problemas actuales de los servicios de urgencias, que son de índole organizativa y no competencial.

Las entidades impulsoras del comunicado rechazan que existan deficiencias en la calidad de la atención en los servicios de urgencias, y que la falta de una especialidad comprometa dicha asistencia. Asimismo, aseguran que existe un alto grado de capacitación de los profesionales que atienden dichos servicios, que en su práctica totalidad son médicos especialistas vía MIR.

El hecho de que los MIR deban asumir una parte importante de la carga asistencial no es un escenario particular de los servicios de urgencias, sino que es una situación común en cualquier servicio hospitalario, precisa el texto.

Competencia de todos

Las sociedades firmantes sostienen que la patología urgente es competencia de todas las especialidades tanto médicas como quirúrgicas, y por tanto no se puede renunciar a ella, por lo que no es posible establecer un límite entre las competencias de los profesionales que trabajan en dispositivos de urgencias, puntos de atención continuada y servicios de urgencias hospitalarios.

Proponen, así, la creación de un área de capacitación especializada (ACE) en Urgencias que "da una respuesta mucho más coherente a las necesidades sociales actuales, así como a los requerimientos organizativos de los servicios sanitarios, e incluso a las propias necesidades personales de los profesionales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine