05 de julio de 2018
05.07.2018

La propuesta de cese de Viejo llegará al Pleno de la Junta sin mayoría para prosperar

PP, Foro y Podemos optan por hacer que la Cámara vote la destitución del síndico mayor pese a que la oposición de IU aboca su intento al fracaso

05.07.2018 | 01:52
Avelino Viejo, durante una de sus comparecencias en la Junta.

La tentativa de destitución del síndico mayor de la Sindicatura de Cuentas llegará hasta el pleno de la Junta sin la mayoría suficiente para materializar el cese de Avelino Viejo. Podemos, Foro y PP resolvieron ayer, en la Comisión de Hacienda, seguir adelante con un procedimiento que se ha quedado sin opciones de éxito una vez que IU ha ratificado que se apea del bloque favorable a la revocación del cargo de Viejo. Se baja, se había bajado ya, a la vista de los informes jurídicos que desaconsejan la conclusión del expediente y de que los argumentos de los grupos promotores crecieron ayer, según el portavoz de la coalición, Gaspar Llamazares, hasta rozar "la acusación sin pruebas" y una recriminación dirigida a la secretaria general de la Sindicatura, a la que se afea su participación en una suerte de "confabulación" con el síndico mayor "para engañar a los otros síndicos y a la Junta".

Éstos son los argumentos de Llamazares, que no sólo se opuso ayer al dictamen -igual que PSOE y Ciudadanos-, sino que anunció además que su grupo no se detendrá en la abstención, que aunque discrepan de las actitudes de Viejo votarán en contra del dictamen. Le inquieta sobre todo que el dictamen haya añadido esa mención a una supuesta intervención de la secretaria general del organismo fiscalizador, en presunta connivencia con el síndico mayor, para hacer creer a los otros dos síndicos que el sistema de provisión de puestos de trabajo adoptado por la Sindicatura -y luego reprobado en los tribunales- seguía el criterio expresado por la Mesa de la Junta.

El caso es que la oposición de IU desactiva automáticamente el cese y asegura la continuidad de Viejo en el cargo, toda vez que la revocación del síndico mayor requiere una mayoría cualificada de tres quintos (27 votos) a la que no llegan los tres grupos que se mantienen a favor. Total, que la votación sólo servirá para marcar posiciones políticas, para que PP, Podemos y Foro escenifiquen que si hubiese dependido sólo de ellos esto habría terminado en destitución y dirijan el foco hacia IU, que estuvo a favor de la destitución y cambió de caballo al ver, vuelve Llamazares, que "ante la falta de pruebas se recurre a un dictamen político y a un libelo o calumnia contra una funcionaria pública".

También la socialista Margarita Vega entiende que PP, Foro y Podemos "se apartan de la legalidad, tratando de sustituir con opiniones los hechos probados", y la "inconsistencia jurídica" y el "oportunismo político" del texto son asimismo los argumentos de Armando Fernández Bartolomé (Ciudadanos). Del otro lado, los grupos que se inclinan por llevar el procedimiento hasta su último trámite parlamentario siguen considerando probado que las sentencias judiciales que reprueban los métodos de selección de personal de la Sindicatura y su proceder de espaldas a los consejos de la Junta son motivos suficientes para determinar que Viejo se apartó de la imparcialidad, objetividad y dignidad que se exige de su cargo, del que a su parecer debe ser relevado aunque con posterioridad haya modificado los mecanismos de provisión para cumplir con las resoluciones.

El dictamen añade argumentos nuevos, tratando de desactivar jurídicamente el argumento del síndico mayor de haber obrado siempre con el respaldo de la secretaria general del organismo. Así, con base en las actas de las reuniones del Consejo de la Sindicatura, el texto da por cierto que Viejo, con el sustento de la funcionaria, hizo creer a los otros dos síndicos que su decisión de ocupar varios puestos de la Sindicatura utilizando la modalidad del "concurso específico" -con memoria y entrevista- cumplía con los requerimientos de la Junta, que sin embargo, al igual que los tribunales, se había manifestado siempre favor de un concurso de méritos ordinario.

La Junta explorará la posibilidad de que el dictamen se vote en alguno de los plenos extraordinarios de este mes o quede, a partir de septiembre, para los del siguiente periodo de sesiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook