10 de julio de 2018
10.07.2018

Los jueces avalan de nuevo el permiso del Principado para el arranque de ocle

Los tribunales rechazan el recurso de la Cofradía llastrina, como en 2017 hicieron con el de AVALL

10.07.2018 | 01:51
Recogida de ocle en una playa del oriente de Asturias.

El arranque de ocle en es legal. El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha avalado la autorización del Gobierno del Principado para arrancar ocle en los campos marinos de la región. Lo hace por segunda vez consecutiva, tras desestimar el recurso interpuesto por la Cofradía de Pescadores "Santa María de Sábada" de Llastres contra la autorización que otorgó el pasado 9 de junio la Consejería de Desarrollo Rural. La sentencia no es firme, cabe recurso de casación antes de 30 días. Los jueces imponen las costas a la cofradía llastrina

El TSJA considera que el Principado no ha vulnerado ninguna normativa, ni favoreció a los pescadores de Ribadesella, como alegó la Cofradía de Llastres. No hubo tampoco arbitrariedad al limitar el número de barcos que pueden dedicarse al arranque (28 este año), pues se persigue proteger el medio ambiente marino. Tampoco ven los jueces problema legal alguno en que se dé preferencia a las embarcaciones que tengan base en los puertos de los sectores en los que se realiza el arranque.

El TSJA rechaza el argumento de que el Principado no dio audiencia a los interesados, pues se envió la resolución a todas las cofradías asturianas y a otros colectivos y organismos, e incluso la Cofradía de Llastres remitió alegaciones. Así que los trámites de audiencia realizados por el Principado fueron "los legalmente exigidos".

El tribunal, como ya ocurrió el año pasado con la denuncia de la Agrupación de Vecinos y Amigos de Llanes (AVALL), respalda los criterios de gestión y la forma de tramitación de esta campaña de ocle, niega que se hayan vulnerado los principios constitucionales de igualdad y libertad de empresa y sostiene que no se ha producido desviación de poder, "al no existir siquiera indicios". Un responsable de la cofradía llastrina llegó a acusar de prevaricación a la consejera, María Jesús Álvarez, y al director de Pesca Marítima, Alberto Vizcaíno.

Pesca Marítima ha difundido la sentencia entre las cofradías, insistiendo en sus declaraciones "en relación con la búsqueda de instrumentos jurídicos para ir en contra de los que, apoyándose en la gratuidad de la justicia, traten de entorpecer el desempeño de una actividad profesional como el arranque de algas, a pesar de conocer el rigor con el que se regulan las campañas y el estricto seguimiento técnico y científico de las mismas", manifestó Alberto Vizcaíno.

El año pasado había sido AVALL la que exigió ante los tribunales la "inmediata paralización" del proyecto que permitía el arranque de ocle en el mar, con la ayuda de barcos, en las costas del concejo, solicitado por la Cofradía de Pescadores "Santa Ana" de Llanes. Según el colectivo vecinal, el proyecto, que podría acarrear "repercusiones graves en el medio ambiente", quebrantaba normativas españolas y europeas. Aunque en un primer momento los jueces paralizaron el inicio de la campaña al atander la suspensión cautelarísima reclamada por el colectivo llanisco, posteriormente avalaron el plan del Principado y concluyeron, lo mismo que este año, que el arranque de ocle es legal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook