Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La factura que De la Serna dejó sin pagar

Durante sus 19 meses al frente del Ministerio de Fomento el político cántabro protagonizó más de 200 viajes oficiales, 10 a Asturias, en los que anunció cientos de obras, planes y proyectos

La factura que De la Serna dejó sin pagar

La factura que De la Serna dejó sin pagar

"Mister Promesas", "El ministro guapo", "El conseguidor", "El Pelazo", "El George Clooney del Gobierno"... Desde que el 4 de noviembre de 2016 fue designado ministro de Fomento a Íñigo de la Serna se le han conocido muchos apodos, la mayoría relacionados con su aspecto físico y con sus incesantes promesas e incontables anuncios de planes y proyectos. En los 19 meses (574 días) que ocupó el cargo (cesó el 1 de junio pasado) protagonizó unos 200 viajes oficiales por toda España y comprometió cientos de obras, muchas de las cuales siguen en el aire. De ahí que sus adversarios políticos le hayan acusado de "vender humo" y que en círculos periodísticos se le "bautizara" como "Íñigo de la Moto".

Como titular de Fomento visitó Asturias en 10 ocasiones. Son menos que los 32 viajes oficiales a su tierra, Cantabria, pero más que los que haya hecho ningún otro ministro de Fomento, quizá con la única excepción en los últimos 40 años de Francisco Álvarez-Cascos. Quienes le conocen aseguran que tiene una memoria prodigiosa. No deben equivocarse, pues en cada visita explicaba hasta el más mínimo detalle de todos los proyectos que guardaba en su cartera. Ha repartido promesas por doquier. En Asturias, por ejemplo, anunció que acometería las principales asignaturas pendientes en materia de infraestructuras. Este es el decálogo:

Variante de Pajares. Se comprometió a concluir las obras en el verano de 2020, aunque admitió que la entrada en servicio se demoraría unos meses, pues restaría la circulación en pruebas para lograr el permiso de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. Ya se han contratado en la Variante cerca de 3.600 millones de los 3.760 que costará finalmente.

Cercanías ferroviarias. En diciembre de 2017 anunció un plan dotado con 580 millones, que incluía la renovación integral de tramos como Pola de Lena-Gijón, Gijón-Laviana o Colloto-Infiesto, la mejora del nudo de Villabona o el aumento de la frecuencia de los trenes de Oviedo a Avilés.

AVE del Cantábrico. Resaltó en diciembre que no renunciaba a este proyecto, pero que la prioridad era la variante de Pajares.

Plan de Vías de Gijón. Logró desbloquear el proyecto y auguró que la obra de la estación intermodal comenzaría en abril de 2020 y la circulación de los primeros trenes a finales de 2023, antes de que en 2024 se complete el soterramiento.

Ronda Norte y Plan de Vías de Avilés. Firmados los protocolos de ambos proyectos, anunció en marzo que contrataría de inmediato estudios informativos.

Soterramiento de vías en Langreo. Está en ejecución la última fase y pendientes varias modificaciones que el Ayuntamiento solicitó a Adif.

Tercer carril de la "Y". Anunció más de 100 millones para habilitarlo entre Serín y Lugones y de Lloreda a Tamón.

Ronda Norte de Oviedo. Negociaba el trazado cuando cesó.

Autovía del Suroccidente. Inauguró el tramo Doriga-Cornellana, inició las obras hasta Salas y prometió llevarla a Canero.

Autopista del Mar. De la Serna aseguró días antes de dejar el cargo que estaba a punto de cerrar un acuerdo con una naviera para recuperar la conexión marítima.

Compartir el artículo

stats