Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La marcha de un "peaje en sombra"

"Frenazo" en la Autovía de la Industria: cae el tráfico por las obras de acceso al HUCA

La AS-II registra en lo que va de año una media de 23.529 vehículos diarios, muy lejos de los 30.000 calculados cuando abrió la vía en 2007

Vehículos circulando por la Autovía de la Industria.

Vehículos circulando por la Autovía de la Industria. MIKI LÓPEZ

Las obras de construcción de los accesos al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) desde La Corredoria están provocando, según el Gobierno del Principado, valores "anormalmente bajos" en la intensidad media diaria (IMD) de la Autovía de la Industria (AS-II). El contratiempo llega cuando esta vía estaba remontando el bajón provocado por la última crisis económica y, aunque todavía lejos de las previsiones iniciales, sumaba ya cuatro años consecutivos mejorando el número de usuarios y, en consecuencia la facturación de la adjudicataria, Viastur, que la gestiona mediante el sistema denominado "peaje en la sombra" (la empresa recibe dinero público en función del número de vehículos que circulan por la vía).

La Autovía de la Industria, que entró en servicio el 13 de mayo de 2007, registró en el primer trimestre de este año una IMD de 23.672 vehículos, un 0,1 por ciento menos que el año pasado. Esta cifra supuso que Viastur, empresa del grupo Sacyr, recibió el Gobierno del Principado 1,87 millones de euros, un 3,8 por ciento más que el año anterior debido a la actualización de las tarifas el pasado mes de octubre.

Comenzó por lo tanto durante el primer trimestre de este año el "frenazo" de la AS-II con el estancamiento del número de usuarios, que en los meses posteriores ha empezado a caer, algo que no ocurría desde 2013 y la IMD se sitúa ya en lo que va de año en 23.529. Va para largo: la construcción de los accesos al HUCA, que costarán 8,4 millones, tienen un plazo estimado de 24 meses y aún no se ha ejecutado ni el 50 por ciento de la obra.

La autovía de la Industria (AS-II) había cerrado en 2017 su cuarto año consecutivo mejorando el número de usuarios y la facturación, pero seguía lejos de las previsiones iniciales. La autovía registró el año pasado una IMD de 23.432 circulaciones por día, 543 más que en 2016, lo que supuso un incremento del 2,9 por ciento.

Por lo que respecta a los ingresos, si en 2016 Viastur había recibido del Principado 7,02 millones, el año pasado percibió 7,23 millones, también un 2,9 por ciento más. Pero, pese al incremento de los ingresos registrado en los últimos cuatro años, los niveles de tráfico siguen muy por debajo de lo esperado: la empresa había calculado inicialmente alcanzar unos 30.000 tránsitos diarios de media y unos ingresos de 8 millones al año. De ahí que Viastur haya intentado en varias ocasiones -incluso por la vía judicial- renegociar las condiciones de concesión con el Principado para cuadrar sus cuentas. Perdió en los tribunales y sus demandas no han hallado hasta ahora eco, aunque el Ejecutivo sí acordó con la empresa de transporte de viajeros ALSA que esta utilizara la AS-II en algunos de sus trayectos para mejorar los tráficos.

Viastur explota desde 2007 la AS-II. La empresa gastó 135 millones en la construcción de la autovía autonómica y se comprometió a encargarse de su conservación hasta 2035. El Ejecutivo asturiano licitó en su momento la autovía AS-II con un pago de 0,049 euros por cada turismo que utilizase la vía y de 0,068 en el caso de los camiones. La oferta con la que finalmente ganó Viastur fue de 0,036 euros para vehículos ligeros y de 0,05 para los pesados. Las tarifas son actualizadas con el IPC Interanual referido al mes de octubre de cada ejercicio. Pese a todo, Sacyr siempre ha mantenido que la crisis de Viastur no alcanza la gravedad de las nueve de concesiones de autopistas que han quebrado y el Estado ha tenido que rescatar, entre las que destacan las radiales de Madrid.

Compartir el artículo

stats