El sacerdote piloñés Gonzalo Espina Peruyero figura en la lista de candidatos a convertirse en el próximo obispo de Valdivia (Chile), diócesis de la que es administrador apostólico "sede vacante" desde agosto de 2017. Gonzalo Espina es miembro de la Asociación de Fieles Adsis, y anteriormente era párroco de San Pablo y administrador parroquial de San Pío X, en Valdivia. Fue ordenado sacerdote en 1979. Realizó sus estudio en Deusto (Bilbao) y Salamanca. Lleva en Chile desde 1990.

La Iglesia chilena vive momentos de transición tras las destituciones de tres obispos realizadas por el Papa Francisco por la inacción sobre denuncias de abusos sexuales cometidos por curas católicos.