Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresarios y usuarios piden más vuelos y más baratos a Madrid y Barcelona

Las patronales reclaman al Principado, a las puertas de la caducidad de convenios aéreos, que asegure los enlaces con Fráncfort, París y Londres

Empresarios y usuarios piden más vuelos y más baratos a Madrid y Barcelona

Empresarios y usuarios piden más vuelos y más baratos a Madrid y Barcelona

La conclusión de convenios entre el Principado y las compañías aéreas en los próximos meses tiene en vilo a empresarios y usuarios asturianos, que temen la pérdida de conexiones nacionales e internacionales cuando lo que se reclama son más frecuencias y más baratas. Las prioridades se centran en los vuelos con Madrid y Barcelona dentro España, y con los aeropuertos internacionales de Fráncfort (Alemania), Charles de Gaulle (Francia) y Heathrow (Reino Unido), considerados fundamentales para enlazar con el resto del mundo. Todas las demás que se añadan, serán bienvenidas.

Las conexiones aéreas son un quebradero de cabeza en el Principado. En agosto finaliza el contrato de promoción turística de ámbito nacional que ganó en 2014 la UTE conformada por Iberia, Alsa y El Corte Inglés, y en octubre el convenio con Vueling para conectar Asturias con el Reino Unido.

La demanda unánime del empresariado asturiano es de sobra conocida. Tanto la patronal asturiana FADE como las cámaras de Comercio y los representantes de los sectores económicos más importantes de la región (metal, turismo y construcción) insisten una y otra vez en cuáles son las prioridades "para conectar el mundo con Asturias y Asturias con el mundo" en este orden, porque los convenios entre el Principado y las compañías aéreas son para atraer turismo internacional, una de las grandes apuestas de cara al futuro. Y según los empresarios, los que hay están dando resultados.

Íñigo Fernández, presidente de la asociación profesional Operadores Turísticos y Agencias de Viajes de Asturias (OTAVA), explicó que "la conexión con Múnich (Alemania) funciona muy bien, y también Londres, aunque ha bajado la demanda porque Easyjet ha reducido las frecuencias, y eso se nota".

Los guías turísticos, agrupados en la Asociación Profesional de Informadores Turísticos y Guías de Turismo de Asturias (APIT), coinciden en señalar el creciente turismo internacional en la región, sobre todo gracias al Camino de Santiago. "Cada vez hay más americanos y japoneses", aseguran convencidos de que con más conexiones con los principales aeropuertos internacionales, el número de visitantes crecería aún más rápido.

El empresariado asturiano va más allá, teniendo en cuenta un mundo globalizado en el que las compañías regionales pelean por hacerse un hueco en el mercado mundial. De ahí que reclamen el enlace con Fráncfort (Alemania), y se mantengan los de Charles de Gaulle (Francia) y Heathrow (Reino Unido).

Más cerca están Madrid y Barcelona, con escasas conexiones y muy caras, lo que suscita las continuas quejas no sólo de los empresarios, sino del conjunto de los asturianos, tanto de los que residen en el Principado como los que viven en la capital de España y en la de Cataluña.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, señaló el pasado mes de junio que el Principado tiene tres contratos de promoción turística en vigor, con otras tantas aerolíneas, por los que la Administración autonómica ha desembolsado algo más de 10 millones de euros en los últimos cuatro años. Avanzó que alguno de esos contratos podría ser renovado, pero no desveló cuál o cuáles. Sí reveló que su departamento ya estaba entonces elaborando los pliegos para los nuevos contratos.

Pola incidió a principios de verano en que la estrategia del Ejecutivo regional es "mejorar las conexiones", sobre todo a los "destinos más frecuentes": en el ámbito nacional, Madrid y Barcelona, "no solo como destinos directos, sino como conexiones a otros aeropuertos nacionales e internacionales"; y en el internacional, "Portugal, Francia, Italia, Alemania y el Reino Unido", en especial los puntos con conectividad a otros destinos, "como Londres". Y dejó entrever -"en la medida de nuestras posibilidades", dijo- que intentará que uno de ellos sea Fráncfort (Alemania), largamente reclamado por los empresarios asturianos.

Pero desde entonces el mutismo es absoluto.

Compartir el artículo

stats