10 de agosto de 2018
10.08.2018

Pisos turísticos: regulados o multa

Asturias eleva inspecciones y sanciones a los alojamientos vacacionales que eluden su inscripción en el registro o incumplen las exigencias de calidad

10.08.2018 | 01:50

El Gobierno regional mantendrá un estricto control sobre los pisos turísticos, aplicando incluso sanciones a los que no estén registrados y cumplan la normativa autonómica. El objetivo es que sus propietarios cumplan los principios de igualdad y calidad que se exigen al resto de alojamientos destinados al turismo en la región. Aún así, el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Isaac Pola, abogó ayer por una "coordinación" a nivel estatal para que haya "uniformidad" en la normativa.

Asturias cuenta en la actualidad con 2.144 alojamientos de uso turístico, de los que 1.244 son viviendas vacacionales y 880 pisos. Ante la proliferación de este tipo de establecimientos, el Principado decidió regularlos con una normativa autonómica, de tal manera que la oferta y el servicio sean análogos a los de los empresarios del sector, evitando la competencia desleal.

Isaac Pola aseguró ayer en la Feria Internacional de Muestras de Asturias que existe "preocupación" en el Ejecutivo regional para que los pisos turísticos de la región tengan "análoga e idéntica calidad" que el resto del sector. Y añadió que es necesario "mantener en pie de igualdad" la oferta de ambas vertientes.

El Tribunal de la Competencia ha anulado en pleno verano la regulación establecida en Madrid, Bilbao y San Sebastián para los pisos turísticos por sus "normativas restrictivas", lo que ha hecho saltar todas las alarmas. Mientras los empresarios turísticos reclaman más controles y sanciones, otros consideran que es prácticamente imposible evitar ese tipo de alquileres.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado defendió ayer la normativa que rige en la región, como ya lo hiciera previamente el Portavoz del Gobierno regional, Guillermo Martínez. Sin embargo, los empresarios turísticos consideran que es insuficiente.

Pola fue ayer rotundo al indicar que el plan de inspecciones impulsado desde el Gobierno regional "se está cumpliendo fielmente". Es más, añadió que se han abierto procedimientos sancionadores en varios casos por incumplir la normativa, aunque no entró en más detalles.

Pero con independencia de esto, el consejero del ramo mostró su conformidad con la necesidad de una regulación de ámbito nacional. Remarcó que el Principado ya defendió en la Conferencia Sectorial, celebrada el pasado mes de julio, que tenía que haber una coordinación entre las comunidades autónomas porque "nunca es bueno una proliferación de normativas, sino que debe de haber cierta uniformidad".

La plataforma Airbnb, especialista en el alquiler de pisos turísticos, oferta tanto habitaciones como apartamentos y estudios con distintas capacidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook