11 de agosto de 2018
11.08.2018

Vigilancia "por tierra, mar y aire" a la caza de más fardos de cocaína en la costa occidental de Asturias

La Guardia Civil establece un dispositivo intensivo tras el hallazgo de 40 kilogramos de droga por parte de unos pescadores de Cudillero

11.08.2018 | 13:51
Vigilancia "por tierra, mar y aire" a la caza de más fardos de cocaína en la costa occidental de Asturias

Gran despliegue de medios de la Guardia Civil a la caza de fardos de cocaína en la costa del Occidente de Asturias. La Benemérita pide colaboración ciudadana por si, en el caso de que algún bañista o los tripulantes de alguna embarcación se encuentren con paquete sospechosos, avisen de inmediato a las autoridades. La alerta se ha activado después de que el pesquero "Cruz del Sur", con base en Cudillero, hallase ayer al mediodía dos fardos de droga frente a la costa de Navia y Luarca.

Según ha explicado la Benemérita, a las 15.00 horas la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo recibe el aviso de la Torre de Salvamento Marítimo, informando de que un barco con base en el puerto de Cudillero y que se encontraba faenando al este de Navia había localizado y recogido dos fardos flotando, cuyo contenido pudiera ser droga.

En ese momento "se procede por parte de la Guardia Civil de Oviedo a organizar el dispositivo de recogida de los citados fardos en el puerto de la localidad de Cudillero, y asimismo a intensificar la vigilancia en el litoral costero del occidente de Asturias, dispositivo que durará varios días".

Sobre las 22:45 horas "llega a puerto de Cudillero, escoltada por la patrullera de la Guardia Civil 'Río Navia', la embarcación que localizó los fardos, momento en el que se hace cargo de los citados fardos la Guardia Civil de Oviedo o para su custodia e inicio de las investigaciones tendentes a la averiguación de su procedencia".

Según informa el Instituo Armado, se trata de "dos sacos de arpillera conteniendo cada uno de ellos 20 paquetes/envoltorios cubiertos con film transparente y goma de color negro, arrojando un peso unitario aproximado de unos 1.000 gramos" cada paquete. Es decir, cada fardo tenía 20 kilos. En total, cuarenta kilogramos de una sustancia blanca que, una vez realizado el narcotest, resultó ser cocaína.

La Guardia Civil destaca "el buen hacer de la tripulación del barco que localizó los fardos, ya que avisó inmediatamente a las Autoridades para informar del hallazgo". Y recuerda que "de no haberlo hecho así podrían haber incurrido en un delito contra la Salud Publica, penado con más de seis años de prisión".

El dispositivo de vigilancia establecido en el litoral occidental, con la colaboración del "Sasemar", se realiza por tierra, mar y aire, por "si pudiera aparecer algún fardo más, recordando que en caso de localización de cualquier bulto extraño se deberá comunicar al teléfono 062 de Atención de la Guardia Civil, que se encuentra operativo la 24 horas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook