Las largas esperas en el área de neuropediatría del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) centran la protesta que los padres de los pacientes llevarán mañana, jueves, a los responsables del Servicio de Salud del Principado (Sespa), con quienes mantendrán una reunión.

El pasado febrero, las autoridades se comprometieron a reducir las demoras de ocho meses para una primera consulta, y de año y medio, o incluso de dos años, para una revisión. Los padres sostienen que el primer compromiso se ha cumplido, pero el segundo, no.