12 de septiembre de 2018
12.09.2018

Los sabios del plan de Ciencia instan a no perder el tren de la I+D en "debates estériles"

El Consejo de la Innovación valora la apuesta por las Humanidades y el desarrollo de la carrera investigadora en la nueva estrategia regional

12.09.2018 | 02:20
Por la izquierda, José Antonio López Cerezo, Begoña Sesma, Javier Sebastián, Eva Pando, Isaac Pola, Jorge Cannata, Alfredo Sanz Medel, Rosa Menéndez, Ángeles Álvarez, Pablo Alonso, Santos González y Ana Ocejo, antes de la primera reunión del Consejo de Innovación.

El Consejo Asturiano para la Investigación y la Innovación arrancó ayer de manera definitiva con diez expertos de diferentes áreas del conocimiento, que asesorará al Gobierno de Asturias en materia de I+D+i. El grupo también tuvo oportunidad de analizar el borrador del nuevo Plan de Ciencia 2018-22, que estará finalizado en un mes. Los miembros de este órgano consultivo valoraron positivamente el hecho de que se tenga en cuenta el desarrollo de la carrera investigadora, la conexión entre Universidad y empresa y la posibilidad de captación de fondos europeos para impulsar la I+D. También pidieron "que no se pierda el tren en disquisiciones políticas estúpidas" o "en debates estériles" y que se ponga en marcha "cuanto antes" el nuevo plan de Ciencia. Por primera vez, además de las denominadas materias STEM (técnicas y de ciencias), también se contempla a las Humanidades.

Durante la primera reunión del consejo, Isaac Pola, presentó el borrador del nuevo Plan de Ciencia y avanzó que el documento estará listo en la segunda quincena de octubre. El titular de Empleo subrayó que para la elaboración del documento se ha apostado por un proceso participativo, en el que realizaron aportaciones más de 200 agentes del sistema de innovación asturiano, como la Universidad, los centros tecnológicos y la FADE, entre otros.

El consejo está integrado por diez expertos con sólidas trayectorias en diferentes áreas de conocimiento relacionadas con los campos prioritarios de la Estrategia de Especialización Inteligente de Asturias (RIS3) entre las que destacan la salud, las matemáticas, la química y la ingeniería, así como ámbitos de investigación vinculados a las humanidades y las ciencias sociales y focalizados en el impacto de la ciencia y la investigación de la sociedad. Entre los participantes en ese "consejo de sabios" se encuentra el doctor Jorge Cannata, los catedráticos Santos González, Javier Sebastián, Alfredo Sanz Medel y José Antonio López Cerezo además del físico Pablo Alonso, recién incorporado como investigador a la Universidad de Oviedo; la profesora Begoña Sesma además de la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez; la directora de la Ficyt, Ángeles Álvarez y la bioquímica asturiana Margarita Salas.

Por otro lado, el sindicato CSIF recordó ayer que el gasto en I+D en las universidades españolas cayó un 5,5% en 2016 pasando de los 3.373 millones de euros a los 3.189, la menor financiación de los últimos cinco años. Además, señalan, hubo una baja tasa de ejecución presupuestaria y un descenso en el volumen de financiación de los proyectos de investigación competitivos sostenidos con fondos públicos a la vez que disminuyeron las solicitudes de patentes y las spin-off creadas. A esa falta de inversión, recuerdan, hay que sumar "la precariedad laboral de investigadores, profesores y científicos españoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído