Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alumnos de Psicología ven motivos políticos en la acusación a un profesor

Varios alumnos de la Facultad de Psicología de la Universidad de Oviedo afirman que, "las acusaciones por comentarios sexistas y acoso sexual a un profesor del centro se están exagerando por intereses políticos". Estos alumnos admiten que el profesor "hacía comentarios desafortunados, pero los hacía indistintamente a hombres y a mujeres, y, además, no eran de tipo sexista". De esta manera observan que "la asamblea de estudiantes, los que más combativos se están mostrando con el asunto, están exagerando la situación por su interés por ascender dentro de Podemos".

El caso, que se conoció la semana pasada al imponer la Universidad seis meses de sanción al docente (una sanción que aún no se ha hecho efectiva), ha dividido al alumnado del centro. Nadie se atreve a hablar con nombre y apellidos por miedo a quedar señalado. Unos afirman que hubo tocamientos en el despacho, otros que ellos no vieron nada más allá de "frases poco afortunadas y nunca sexistas".

"Nunca escuché cosas así en clase. Además, siempre hablaba en clase de temas sociales, entre ellos la violencia de género", señala una alumna de cuarto curso. Otra compañera que también se encuentra en el último año afirma que: "Comentarios sí que hubo, pero tanto a chicos como a chicas. Está mal, pero por salir en los medios lo están llevando demasiado lejos". El docente no acudió ayer a la facultad, pero en la puerta de su despacho había colgado un listado con notas de la asignatura que imparte.

Compartir el artículo

stats