Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los teléfonos móviles, expulsados de las aulas de los colegios asturianos

El aumento de los "niños pantalla", los que pasan demasiadas horas conectados a internet, alerta a padres y a profesores

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La mayoría de los colegios de Asturias ya prohíben el uso del teléfono móvil a sus alumnos, y es que aunque en el Principado no haya una norma vigente al respecto, cada colegio tiene la potestad para decidir si permite a sus alumnos o no llevar el móvil a clase.

Alertados por el aumento de los "niños pantalla", los que están enganchados a la tecnología y pasan demasiadas horas frente a una tableta, el ordenador o el teléfono, la mayoría de los colegios han decido aplicar cordura sobre el asunto, basándose en las opiniones de los expertos que aseguran que ningún niño debería tener móvil antes de los 12 años, ni usar el Whatsapp hasta los 16. Padres, madres y profesores están en su mayoría de acuerdo en este tema.

Clara Díaz Alonso, presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Asturias (FAPA) "Miguel Virgós", que aglutina a más de 300 colectivos de padres y alumnos en el Principado, ofrece algunos datos importantes respecto a la situación actual en las aulas asturianas. "La mayoría de los colegios no permiten el uso de los teléfonos móviles, y nos parece una buena opción; además, hay que tener en cuenta que es muy importante que colegio y familia caminen juntos respecto a este tema, para evitar los conflictos y que los niños sepan que el criterio es el mismo", concreta Díaz Alonso.

Cuando se habla de que los niños no deben acudir al colegio con el móvil o dejarlo en las taquillas o en las mochilas durante las clases (depende de cada colegio) no significa que no se permita el uso de la tecnología en el aula cuando es necesaria. De hecho, hay colegios en los que se dan clases utilizando tabletas o los mismos móviles, pero siempre bajo el control de los docentes que coordinan las actividades del aula y vigilan que el uso que se da a estos aparatos sea exclusivamente educativo.

El abuso de la tecnología ocasiona graves problemas en los niños, trastornos que de no atajarse a tiempo con terapias conductuales pueden ocasionarles serios problemas incluso de por vida. Los "niños pantalla" presentan problemas de concentración, son más agresivos, pueden tener dificultades para dormir y hasta obesidad, debido a que en muchas ocasiones dejan de hacer actividades al aire libre o deportes porque prefieren jugar delante de una pantalla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats