27 de octubre de 2018
27.10.2018

Lío en un vuelo Asturias-Londres: ninguna azafata habla español, dos pasajeros se quejan y acaban expulsados del avión

Una pareja que protestó por el trato del personal de Easyjet fue expulsada ante la incredulidad del resto del vuelo y con la intervención de la Guardia Civil

27.10.2018 | 14:56
Lío en un vuelo Asturias-Londres: ninguna azafata habla español, dos pasajeros se quejan y acaban expulsados del avión

El ambiente está algo cargado en el Aeropuerto de Asturias con la supresión mañana de todos los vuelos internacionales. Uno de los que tiene las horas contadas es el de Easyjet con destino a Londres. Fue precisamente en uno de esos vuelos, el que debía salir ayer a las 18.20 horas y que al final salió con una hora de retraso, donde se produjo una escena tan desagradable como poco habitual.

Una de las pasajeras que iba en ese avión, la mierense Naiara Panizo, explica lo que sucedió para que al final la Guardia Civil tuviera que intervenir y desalojar a una pareja de pasajeros. Todo comenzó, según el relato de Panizo, con una llamada de atención por beberse una cerveza por parte de la azafata al hombre que acabaría siendo expulsado junto a una mujer. Él no entendía la razón de que no le dejaran beber algo que había comprado previamente en la tienda del aeropuerto y le recriminó a la azafata que ellas también las vendían en el avión.

Pero la cosa no quedó ahí. Ni mucho menos. La azafata que había llamado la atención a este hombre advirtió poco después de que el vuelo saldría con retraso por las malas condiciones climatológicas de Londres. El problema llegó cuando dijo que no podría decirlo en español al no dominar el idioma y añadió que, si alguien dominaba los dos idiomas, podía salir y explicárselo a los que no entendieran inglés. Esto no les pareció nada bien a la pareja que previamente había sido advertida por beber una cerveza. Fue en este caso la mujer la que procedió a quejarse y a decir que al menos una persona de las que formaban parte de la tripulación debía saber el idioma.

La reacción de la azafata fue lo más llamativo de todo. Al parecer, según relata Panizo, la empleada de la aerolínea, de muy malos modos, les dijo que debían abandonar el avión ante la incredulidad de todos los presentes. La mujer dijo que, de ninguna manera lo haría, y la azafata procedió a llamar a la Guardia Civil. Los dos pasajeros se quedaron en tierra e indignados. Y ante la perpejlidad generalizada dentro del avión. Algunos no dudaron en grabar la escena y ofrecer las imágenes a los perjudicados para que denunciasen la situación vivida en el vuelo entre Asturias y Londres. El mismo que tiene los días contados...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook