Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sólo fotocopiar el examen de la oposición gigante sanitaria cuesta 30.000 euros

La prueba, en Gijón, un reto para la capacidad organizativa asturiana

Participantes en una oposición de enfermeros en Gijón, en diciembre de 2013. LNE

Las dos mayores pruebas de oposiciones de la historia de Asturias pondrán a examen la capacidad organizativa del Principado y también el tejido hostelero y hotelero de la región, y muy singularmente de Gijón. Porque Gijón será la sede de un examen para candidatos a celadores y de otro para auxiliares administrativos, en ambos casos del Servicio de Salud del Principado (Sespa). Para la primera prueba, el próximo 10 de marzo, están inscritos más de 28.000 candidatos. Para la segunda, el 7 de abril, más de 20.000. Una porción relevante del volumen global de opositores proviene de fuera de Asturias.

La Administración sanitaria ha decidido que los exámenes se lleven a cabo en tres espacios de Gijón: el recinto ferial "Luis Adaro", dos carpas en una zona cercana y las instalaciones de la antigua Universidad Laboral. En esas mismas fechas, se celebrarán oposiciones de las mismas categorías en las comunidades autónomas limítrofes. En consecuencia, las autoridades sanitarias estiman a la hora de la verdad se presentarán a las pruebas entre el 70 y el 75 por ciento de los inscritos. Así y todo, las cifras de participación serán mastodónticas. Hay quien ya denomina a este proceso selectivo de 2019 "la oposicionona".

El Servicio de Salud había pensado inicialmente contratar a una empresa privada para que organizase toda la logística de estas pruebas. Finalmente, este cometido recaerá en el Serpa, empresa pública del Principado cuya misión consiste en la prestación de servicios muy diversos al servicio de las administraciones públicas y de los ciudadanos.

No hay tarea sencilla cuando se habla de exámenes con más de 15.000 y más de 20.000 opositores. El Instituto Adolfo Posada, organismo del Principado responsable de la selección de personal, ha sacado a licitación algo que, a priori, puede parecer un territorio trillado: la realización de las fotocopias de los exámenes tipo test.

Pues bien, el coste de este servicio ha sido valorado inicialmente en 29.600 euros. Pero es que los 31.000 cuestionarios que contempla el contrato, de unas 20 páginas cada uno, deberán ser ejecutados en un tiempo récord. El tribunal calificador entregará el documento original "con una antelación de tres días hábiles al día de celebración de la prueba". Cinco son las tareas que incluye el contrato: impresión de los cuestionarios, clasificación y empaquetado, custodia, transporte del material que será usado y destrucción del material sobrante.

Casi 68.000 inscritos

El conjunto de los concursos-oposición que se llevarán a cabo en 2019 para plazas del Sespa totalizan casi 68.000 inscritos. Como ya se ha indicado, las más numerosas serán, por este orden, la de celadores y la de auxiliares administrativos. En la primera, unos 28.000 candidatos pugnarán por 399 plazas. En la segunda, en torno a 20.000 aspirantes se disputarán 232 puestos.

En el resto de categorías, el volumen de inscritos es menor. Al proceso selectivo de auxiliares de enfermería están apuntados más de 11.000 opositores para 799 plazas; al de enfermeras, unas 6.000 para 499 puestos; al de fisioterapeutas, unos 1.300 candidatos para 61 plazas; y al de matronas -que abrirá el calendario, el próximo 3 de febrero- han formalizado la inscripción unos 272 aspirantes que competirán por 23 puestos fijos del Sespa.

Las dos citas de mayor envergadura implican un considerable desafío organizativo. Asimismo, serán muy bien recibidas por los sectores hotelero y hostelero. El examen de celadores del 10 de marzo coincide con el fin de semana del partido de fútbol Sporting-Almería.

Compartir el artículo

stats