07 de noviembre de 2018
07.11.2018

Segundo fracaso en 15 días: el concurso para propiciar vuelos a Londres, París y Fráncfort, desierto

Ninguna aerolínea presentó ofertas a la iniciativa del Principado para propiciar la conectividad aérea internacional, dotada con 4,84 millones de euros en ayudas

07.11.2018 | 12:30
Segundo fracaso en 15 días: el concurso para propiciar vuelos a Londres, París y Fráncfort, desierto

Segundo fracaso en dos semanas: el concurso de promoción turística y conectividad aérea convocado por el Gobierno del Principado para propiciar vuelos a Londres, París y Fráncfort ha quedado desierto por falta de ofertas. Ha ocurrido lo mismo que hace quince días, cuando quedó también desierto por el mismo motivo el concurso convocado para mejorar las conexiones aéreas con Madrid y Barcelona. Estos dos reveses se unen a la desaparición, el pasado 28 de octubre, de todas las rutas internacionales existentes en el aeropuerto de Asturias, que se queda así solo con diez destinos, la cifra más baja de los últimos decenios.

El acto de apertura de ofertas para el contrato de vuelos internacionales, que se celebra esta mañana en Gijón, a las 13.00 horas, supondrá otra decepción más para las autoridades asturianas, que están recibiendo durísimas críticas por parte de la oposición y de los usuarios por la pérdida de conectividad aérea de la región: en un año y medio el aeropuerto de Santiago del Monte ha pasado de tener ocho rutas internacionales a no tener ninguna.

La Consejería de Empleo, Industria y Turismo lo fía ahora todo a una próxima reunión del comité de coordinación aeroportuario, en la que se analizará el fracaso de los dos concursos de promoción turística convocados por el Gobierno del Principado y las posibles alternativas para aumentar las conexiones desde el aeropuerto de Asturias. El Ejecutivo, no obstante, podría estar negociando con varias aerolíneas la posibilidad de que sigan operando o empiecen a operar en Asturias, según fuentes conocedoras del sector aéreo.

Londres, París y Fráncfort habían sido los destinos elegidos por el Gobierno del Principado para el contrato internacional de promoción turística y conectividad aérea. La ruta a la ciudad alemana, largamente demandada por los empresarios asturianos, fue la única novedad, pues las otras cuatro conexiones ya contaban con ayudas públicas.

El Ejecutivo había reservado 6,4 millones (7,74 millones si se incluye el IVA) para los contratos nacional e internacional de conectividad aérea. Este último, valorado en 4 millones (4,84 con IVA) incluía tres lotes: promoción del sector turístico asturiano y su conectividad aérea con Londres (1,6 millones), París (1,2 millones) y Fráncfort (1,2 millones). En los tres casos la duración del contrato hubiera sido de 24 meses.

La iniciativa del Principado pretendía reforzar "la conexión con mercados turísticos europeos de alta prioridad mediante enlaces directos entre Santiago del Monte y los aeropuertos de las tres ciudades citadas". También se buscaba potenciar "la conectividad indirecta con otros destinos extranjeros, con el fin de reforzar la posición del Principado y elevar la cifra de turistas internacionales que llegan a la comunidad".

El presupuesto del contrato era de un millón anual: 400.000 euros para la conexión con Londres, 300.000 para la de París y otros 300.000 para Frankfurt. En principio, la duración iba a ser de dos años, que podrían haberse prorrogarse por otros dos.

Para el enlace con Londres se plantearon los siguientes requisitos:

- Durante la temporada de verano aeroportuaria tendría que haber, al menos, 186 vuelos por año, lo que equivale a una media de 6 por semana.

- Durante la temporada de invierno se exían, como mínimo, 84 vuelos por año; es decir, 4 por semana.

Para la conexión con París se reclamaban los siguientes términos:

- Durante la temporada de verano tendrían que garantizarse, al menos, 124 vuelos por año, lo que equivale a 4 por semana.

- Durante la temporada de invierno se pedían, como mínimo, 42 vuelos por cada año; es decir, 2 por semana.

En el caso de Frankfurt, los requisitos eran:

- Durante la temporada de verano, al menos 124 vuelos por año (4 por semana).

- Durante la temporada de invierno, como mínimo, 42 vuelos por año (2 por semana).

Cada uno de los vuelos a los que se hace referencia incluía una operación de salida y otra de llegada.

Además, para la valoración de las ofertas, que finalmente no han llegado, se iban a tener en cuenta, entre otros, aspectos como el número de vuelos ofertados por encima del mínimo exigido, la propuesta económica y las acciones de promoción previstas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído