08 de diciembre de 2018
08.12.2018

Cinco horas para sustituir el corazón artificial con el que un sierense vivió 21 meses

El fontanero J. P. R. permanece estable tras la compleja operación que obligó a suspender la actividad quirúrgica en el área de cardiología del HUCA

07.12.2018 | 23:42

El sierense de 46 años J. P. R., que vivió 21 meses gracias a un corazón artificial, permanece estable después de que la tarde-noche del jueves se sometiese a un trasplante cardiaco que le permitirá dejar atrás la grave miocardiopatía que ponía en riesgo su vida. Tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el paciente, fontanero de profesión, fue llamado por el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) al encontrarle un donante compatible. El jueves, a las seis de la tarde, entró en quirófano, y lo abandonó pasadas las once de la noche. Fueron más de cinco horas de una delicada intervención para retirarle el corazón artificial, el primero implantado en Asturias, y trasplantarle un órgano nuevo.

Fuentes médicas aseguraron que la evolución de J. P. R. es favorable y estable dentro de la gravedad. La compleja intervención quirúrgica obligó a suspender todas las operaciones en el área de Cardiología del centro hospitalario ovetense.

El paciente supuso un hito en la actividad médica asturiana. Fue el primero en recibir un implante electrónico (corazón artificial) para ayudar a su maltrecho órgano. Técnicamente se denomina un "aparato de asistencia ventricular", cuya colocación ya se lleva a cabo de forma más habitual en Asturias. La operación del sierense se produjo el 1 de marzo del pasado 2017, y ese mismo mes el equipo médico colocó un segundo implante.

El fontanero sierense padecía una miocardiopatía dilatada, una alteración que debilita el músculo cardiaco e impedía al órgano bombear suficiente sangre al organismo. Con esa dolencia, J. P. R., no podía llevar una vida normal. "Apenas tenía vida, cada poco debía acudir al hospital", reconocía su familia a este periódico tras la operación que permitió que el sierense contase con un apoyo electrónico que garantizase una correcta actividad de su corazón. Durante 21 meses, J. P. R. pudo, gracias al implante, esperar con normalidad la aparición de un donante adecuado. El primer implante de un corazón artificial en Asturias fue posible después de que los profesionales del hospital asturiano se sometiesen a meses de preparación y después de la espera por los dispositivos electrónicos.

Más controles

La ministra española de Sanidad, la asturiana María Luisa Carcedo, afirmó ayer que se van a reforzar los controles sobre los implantes, tras una investigación periodística que denunciaba fallos en la supervisión de esos dispositivos médicos, y se mostró dispuesta a comparecer en el Parlamento, como solicita Podemos. "Vamos a reforzar, por supuesto, este tipo de controles", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Consigue una entrada gratis para la Pista de Hielo de Oviedo con LA NUEVA ESPAÑA

Consigue una entrada gratis para la Pista de Hielo de Oviedo con LA NUEVA ESPAÑA

Hazte suscriptor mensual de nuestros contenidos web, y conseguirás una entrada con patines para usar del 10 al 14 y del 17 al 21 de diciembre de 2018, en horarios de 10 a 14 y de 16 a 17 horas, con una duración máxima de 30 minutos