El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, afirmó ayer que los nuevos contratos comprometidos para dar estabilidad a médicos de familia y pediatras (de uno a tres años una vez finalizada su formación en Galicia) deben "tener" condiciones laborales "similares" a los del resto de facultativos con plaza fija en atención primaria. Feijóo se mostró "optimista" otras medidas, como retrasar la jubilación de los facultativos hasta 70 años, que será "voluntario".