28 de diciembre de 2018
28.12.2018

"Un holandés termina su grado habiendo hecho prácticas en quince firmas distintas"

El problema de la Formación Profesional en Asturias es, según los expertos, el "desprestigio": "En Alemania un carpintero es un señor"

28.12.2018 | 01:01
Público presente ayer en el acto celebrado en el Palacio de Congresos de Oviedo.

"En Holanda mi hija con 14 años ya ha hecho prácticas en dos empresas porque tiene que elegir su perfil profesional. Y un graduado termina su titulación habiendo pasado por quince compañías diferentes". La experiencia de la asturiana María García, profesora de comunicación de Windesheim Honorus College (Zwolle), dejó ayer boquiabierto al público asistente al acto organizado por Compromiso Asturias XXI. Además del homenaje al alto directivo Marcelino Fernández Verdes, hubo una mesa redonda titulada "Cómo situar a Asturias en el centro del progreso", en la que se abordó una de las 22 propuestas de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE): impulsar la FP Dual con más horas de trabajo en empresas.

A este respecto, el consejero delegado de la constructora ACS indicó que Asturias "necesita contagiarse de las cosas que funcionan en otros sitios", pero adaptándolas a sus necesidades: "No podemos pretender aplicarlas a la misma escala". Porque lógicamente el ejemplo de Holanda nos queda muy lejos. Más próximo y alcanzable está el modelo vasco, como destacó el presidente de FADE, Belarmino Feito, que puso sobre la mesa uno de los problemas de la Formación Profesional en Asturias: "Un desprestigio importante frente al auge de la carrera universitaria". Y eso no pasa en Alemania, como aseguró Marcelino Fernández Verdes. "Allí puedes ser un carpintero y ser un señor carpintero. Y un ingeniero puede ser un simple ingeniero. No hay una preclasificación, cada uno puede elegir aquello que le haga más feliz", manifestó.

El coloquio, conducido por la periodista Azucena Vence, se basó en el documento "22 acciones ineludibles para el progreso de Asturias", elaborado por los empresarios y a los que los socios de Compromiso Asturias XXI brindaron su colaboración. Aunque estaba previsto abordar otros puntos, como comunicación e innovación, al final el debate se ciñó exclusivamente a la formación por limitaciones de tiempo. Los asistentes, más de medio centenar, tuvieron la oportunidad de participar en la mesa redonda. Por ejemplo, Teresa Fernández, representante del grupo Mondragón en México, preguntó qué ofrece Asturias a las empresas para que se instalen en la región. La respuesta la dio la profesora María García: "No nos sabemos vender bien".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook