10 de enero de 2019
10.01.2019
La polémica convocatoria de ayudas a la investigación

El Principado promete fondos a los grupos de I+D que impugnen con fundamento

El consejero de Empleo busca "dotación adicional" para equipos excluidos que cumplan los requisitos iudadanos critica una gestión "desastrosa"

10.01.2019 | 01:09
El Principado promete fondos a los grupos de I+D que impugnen con fundamento

Habrá dinero para los grupos de investigación que, tras haber sido excluidos de la reciente convocatoria del Principado, presenten recursos fundamentados y que reciban el visto bueno de los evaluadores. El Gobierno regional se comprometió ayer a buscar "una dotación adicional" de fondos para atender a los equipos que, a lo largo de este mes de enero, recurran de forma justificada la resolución de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo. "Las alegaciones serán analizadas y, si fuera menester, serán reevaluadas. Nuestro interés está en aplicar todos los fondos disponibles en la medida de lo posible, y en poder beneficiar al mayor número de grupos de investigación", precisó el titular de este Departamento, Isaac Pola.

El consejero de Empleo negó "categóricamente" que haya habido "falta de transparencia" en la tramitación de esta convocatoria, tal y como han denunciado diversos grupos de científicos cuyas solicitudes de financiación no han prosperado. "Discrepo absolutamente. Ha sido una evaluación objetiva y transparente. Se han aplicado estrictamente los términos dispuestos en la convocatoria y en sus bases", enfatizó Pola. Según el Consejero, se celebraron hasta trece reuniones con las entidades que dan soporte a los grupos de investigación.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Pola hizo hincapié en que su Consejería ha aplicado la ley de forma rigurosa en este proceso. Y enfatizó que la evaluación corrió a cargo de un órgano independiente: la Agencia Estatal de Investigación (AEI). A la hora de baremar las solicitudes, precisó, se otorgó primacía a los grupos que han recibido ayudas nacionales e internacionales y que tienen activos contratos con empresas. En el polo opuesto, se redujo la puntuación por actividades docentes.

Hasta la fecha, las quejas más amargas por los resultados de la convocatoria han sido expresadas por los grupos del ámbito biosanitario, y también por los del sector de la economía. De estos equipos han partido las acusaciones de "falta de transparencia" y de aplicar "un sesgo" que se traduce en abultadas diferencias entre los niveles de apoyo a unas áreas de conocimiento y otras.

La convocatoria de la Consejería de Empleo abarca el trienio 2018-2020. Estaba dotada con 3,5 millones de euros para cada uno de estos tres ejercicios: 10,5 millones en total. Según Pola, se presentaron 124 grupos, "de los cuales 57 cumplían los requisitos y los 57 han sido beneficiados con esas ayudas". Se desestimaron 24 solicitudes por incumplimiento de los requisitos, y otros 3 grupos desistieron por no poder subsanar las deficiencias de las que fueron advertidos.

De las 97 peticiones evaluadas por la AEI, 40 fueron denegadas: 6 con una evaluación negativa y 34 con una evaluación positiva mayor de 60 puntos sobre 100, que era el mínimo previsto, pero que no alcanzó los 78 puntos en los que se fijó la nota de corte.

El Consejero destacó que "se ha aplicado de forma íntegra el presupuesto previsto para los ejercicios de 2019 y 2020". Entre tanto, del correspondiente a 2018 "se han aplicado todos los fondos solicitados, unos 0,6 millones de euros" de los 3,5 millones totales. Por eso han quedado sin asignar unos 2,9 millones de euros.

Algunos jefes de grupos de investigación han explicado que si no pidieron dinero para 2018 fue porque el retraso en la tramitación de la convocatoria les daba la seguridad de que no dispondrían de margen de maniobra para realizar las contrataciones de personal necesarias. De hecho, la resolución de las ayudas terminó publicándose el pasado 31 de diciembre, último día del primer año de vigencia del programa de ayudas.

Isaac Pola rebatió este argumento. Según el Consejero, la fecha de concesión de las ayudas "no impide que puedan presentarse todos los gastos incurridos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018". El titular de Empleo precisó que los grupos de investigación ya fueron informados en agosto de 2017 de que el eventual retraso de la convocatoria no sería óbice para que se les costearan gastos de 2018. Otra cosa -y eso no lo matizó Pola- es que supieran si finalmente serían o no beneficiarios de una ayuda.

El consejero de Empleo atribuyó el retraso en la tramitación de la convocatoria a la situación de prórroga presupuestaria en la que el Gobierno de Asturias tuvo que desempeñar su labor a lo largo de 2018. "La prórroga presupuestaria y los créditos extraordinarios siempre suponen un retraso en la dotación de estos fondos y en la tramitación de estas ayudas", indicó Pola.

De otra parte, Ciudadanos se sumó ayer al debate suscitado por esta convocatoria de ayudas. El diputado Armando Fernández Bartolomé pidió explicaciones al Principado sobre "el retraso en la publicación de la convocatoria y la resolución". A juicio del portavoz naranja, "nos encontramos nuevamente ante una gestión desastrosa del Gobierno del Principado, que debería dar explicaciones y proponer un nuevo mecanismo de ayuda a estos grupos de investigación, que son una de las pocas posibilidades de futuro que le queda a nuestra comunidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído