14 de enero de 2019
14.01.2019

Un naviego de 64 años fallece al volante y su coche se estrella en Coaña

El copiloto resulta ileso tras salirse el turismo de la vía y quedar al borde de un desnivel

14.01.2019 | 01:23

Un vecino de Navia (J. B. P., de 64 años) falleció ayer al volante de su coche al sentirse indispuesto, salirse el vehículo de la carretera y estrellarse. Junto a él viajaba otra persona en el asiento del copiloto que resultó ilesa. Ambos bajaban de Boal por la carretera AS-12 y el siniestro se produjo a la altura del pueblo de Sequeiro, en Coaña. El fallecimiento se debió a la fuerte indisposición y no a causa del accidente, según los primeros indicios.

El centro de coordinación de Emergencias recibió una llamada telefónica a las 18.00 horas alertando del siniestro e indicando que un coche se había salido de la calzada y que en la zona en la que había quedado parado podía caer por un desnivel. También se indicó que había dos personas atrapadas en el interior del vehículo.

De inmediato se movilizó a cinco efectivos de Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de Valdés, que se trasladaron con el furgón multisocorro y el vehículo primera salida.

Cuando llegaron a la zona los bomberos, no fue preciso excarcelar a ninguno de los ocupantes del turismo. Estabilizaron y aseguraron el coche, ya que se encontraba en un talud, e iluminaron el lugar.

Gran despliegue

La sala del 112 del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) informó del suceso a la Guardia Civil y al SAMU, que activó la UVI móvil de Jarrio y la ambulancia de soporte vital básico de Navia.

El gran despliegue en la zona generó preocupación entre los testigos que a esas horas pasaban por la carretera comarcal. Una conductora señaló que llegó a ver cuatro ambulancias, lo que hizo temer en un principio que el accidente hubiera sido mucho más grave y que hubiera varias personas heridas o fallecidas, según relató a este periódico.

Según las fuentes consultadas, el fallecimiento del conductor fue una muerte natural, sin que trascendieran más datos que se sintió indispuesto de repente mientras conducía y apenas tuvo tiempo a reaccionar.

Cinco personas fallecieron en otros tantos accidentes de tráfico ocurridos en las carreteras españolas durante el fin de semana, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Tres de ellos se produjeron el sábado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook