17 de enero de 2019
17.01.2019

Lobeto Lobo aboga por la profesionalización del salvamento marítimo

El fundador de Sasemar ingresa en la Academia de la Mar conminando a frenar "el reguero de muerte asociado al fenómeno migratorio"

17.01.2019 | 00:53
Rafael Lobeto Lobo.

El abogado maritimista Rafael Lobeto Lobo, secretario general de la Fundación Philippe Cousteau y presidente de Corporación Marítima, ingresó ayer de tarde en la Real Academia de la Mar con un discurso cargado de contenido solidario en el que puso en valor el trabajo que realiza Salvamento Marítimo (Sasemar) y con el que ha conminado a las autoridades a tomar medidas "urgentes y eficaces" que pongan freno al reguero de muerte asociado al fenómeno migratorio.

Rafael Lobeto, que fue director general de Marina Mercante y presidente fundador de Sasemar, destacó la labor de Salvamento Marítimo, que "ha salvado más de 350.000 vidas" y apeló a la protección de "los niños y mujeres que fallecen en su tránsito desde sus pueblos de África hasta nuestras costas". "La Unión Europea" -agregó- "no debe permitir una situación incompatible con sus valores y los derechos humanos que todos defendemos".

Lobeto sostuvo además en su alocución que es urgente elevar el nivel institucional de Sasemar y considera que "la dirección de las emergencias en la mar debe ser profesional y no política", de modo que sea "un cargo que dependa directamente de la Presidencia del Gobierno y no de niveles políticos intermedios".

Esa fue una de las recomendaciones enunciadas por Rafael Lobeto, que también se mostró partidario de dotar al actual modelo de acción y vigilancia marítima, que se apoya en la Armada, la Guardia Civil del Mar y Sasemar, de "un órgano de coordinación permanente que evite el actual despilfarro y la inseguridad, y gane eficiencia en la acción pública en la mar".

Lobeto cree, además, que "debe recuperarse de inmediato la colaboración inicial de los armadores españoles de remolcadores y servicios portuarios" y "debe contarse de nuevo" -añadió- "con los marinos civiles y militares desperdiciados en su mejor momento profesional, con graves pérdidas para el Estado". Recomienda que ambos colectivos sean "permanentemente reciclados en el Centro de Seguridad Marítima Integral Jovellanos Jovellanos de Gijón y en el buque-escuela de la Marina Civil Española".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído