22 de enero de 2019
22.01.2019

El talento pide la alternativa

Los mejores alumnos asturianos de ESO, Bachillerato, Enseñanzas Artísticas y FP reclaman una oportunidad y una apuesta decidida por la formación para no tener que emigrar

22.01.2019 | 00:53
El talento pide la alternativa
El talento pide la alternativa

"Merecemos la pena, así que dadnos una oportunidad, por favor". Con esta súplica cerró ayer Manuela López su intervención, en el Conservatorio de Oviedo, tras recibir uno de los cuatro premios al rendimiento académico en la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) en el curso 2017-2018, concedidos por el Principado de Asturias. La petición de la joven estudiante del IES El Piles de Gijón fue recibida entre aplausos por sus compañeros y conmovió al Consejero de Cultura, Genaro Alonso, como él mismo reconocería al cierre del acto. Esas palabras resumieron, en gran medida, el sentir de los 45 galardonados (35 de ellos presentes en la sala y otros cinco representados por familiares y amigos) que recogieron orgullosos sus distinciones, pero que en las sucesivas intervenciones expresaron sus dudas ante la situación de Asturias, que en el mejor de los casos los obligará a emigrar para completar su formación.

Los premios al alumnado de ESO, Bachillerato, Enseñanzas Artísticas y Formación Profesional del Principado de Asturias distinguen la excelencia en el rendimiento académico, también en el caso de la ESO el esfuerzo personal, pero sobre todo son un hálito de esperanza, la confirmación de que las nuevas generaciones están dispuestas a tomar el testigo de la empresa, la industria, la investigación y la creatividad asturianas. Un recordatorio de que el futuro estará asegurado, siempre y cuando se les dé la alternativa a estos talentosos estudiantes.

Por lo que a ellos compete, no será porque no la pidan. Ayer, todos los discursos de los estudiantes que salieron a hablar en representación de sus compañeros, uno por cada etapa formativa, tuvieron como denominador común el deseo de enfrentarse a los problemas de la región, de quedarse y pelear por recuperar la prosperidad de su tierra.

Astur Agún, del IES Jerónimo González de Langreo y premio de Bachillerato, trazó una radiografía de Asturias marcada por el despoblamiento y la emigración de los jóvenes valores. "Muchos, yo incluido, nos tenemos que ir para formarnos. El problema es cuando queramos volver, y quizás nos encontremos conque el nuestro era un viaje sin billete posible de vuelta", afirmó.

El discurso de Agún conectó con el de Gabriel Ordás en su defensa de las Humanidades y de las disciplinas artísticas. "El que dos más dos no sean siempre cuatro puede ser algo creativo", reclamó Ordás, premio extraordinario a la Enseñanza Artística.

Entre los distinguidos de Formación Profesional tomó la palabra Alejandro Gutiérrez García, el galardonado de la rama de Servicios socioculturales y a la comunidad, que activó su discurso sobre el concepto de "reconversión", poniendo de manifiesto que muchos de los galardonados son profesionales en proceso de reciclaje: "La mayoría de nosotros hemos crecido en uno u otro proceso de reconversión de Asturias, y encarnamos la reconversión permanente". Para afrontar con garantías esta renovación, Alejandro Gutiérrez tiene clara la receta: más inversión en educación y en I+D. La clave para que todo este talento "se pueda quedar en Asturias, sin que la coyuntura económica obligue a emigrar a nadie que no lo desee".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído