26 de enero de 2019
26.01.2019
Las víctimas del temporal | Jesús Menéndez

"Estaba todo el día sonriendo; ayudaba a todo el mundo"

El tinetense arrastrado por el río Porciles amaba los animales: su perro ahora apenas sale de su caseta

26.01.2019 | 00:41
Familiares y amigos en el tanatorio tinetense.

Jesús Menéndez García, de 41 años, era el mediano de tres hermanos. El campo, sus vacas y el monte eran su vida. Formaban parte de su trabajo diario pero a la vez se habían convertido en sus aficiones. Sus familiares aseguran que se conocía como la palma de su mano los caminos y montes que rodean la localidad tinetense de Pena, su pueblo, donde llegó a vivir tras la jubilación de su padre, ya que anteriormente la familia había residido en Avilés y Ribadesella; y donde falleció arrastrado por el río Porciles.

Era forestal de profesión y aparte tenía ganado, pero no por negocio, sino porque disfrutaba con los animales. También tenía un perro, "Quico", que su familia asegura que no sale de su caseta desde el fatal accidente que acabó con la vida de su dueño.

"Estaba todo el día sonriendo, era muy bueno y, sobre todo, la gente mayor lo quería muchísimo", recuerda su hermana Eugenia Menéndez. De hecho, explica que a su hermano mediano no le gustaba mucho de salir de fiesta, sino que prefería quedarse en compañía de los mayores, de sus vecinos y escucharles o echarles una mano en los trabajos del campo. "Se conocía el ganado de todos los vecinos de los pueblos cercanos y era muy voluntarioso para ayudar a todo el mundo en lo que hiciera falta", añade.

Algo que reafirman los lugareños de la zona, que aseguran que "era trabajador, siempre estaba dispuesto a echar una mano y nunca tenía prisa, por eso era muy querido por todos; nos afectó mucho".

Precisamente sus vecinos no se extrañan de que el día en el que el río bajaba caudaloso él se acercase a ver sus fincas. "Es una tradición antigua, siempre que el caudal crecía había que vigilar los prados para evitar atranques que hicieran que el río desbordara y se llevase parte de la finca, era algo que siempre hacía", señala un vecino, que cree que la falta de limpieza del río agrava la preocupación de los propietarios por sus fincas y "debemos estar pendientes de lo que tenemos, al final ese problema lo pagamos nosotros con sucesos como este", lamenta.

Hoy, a las 13.00 horas, se celebrará el funeral en la iglesia de la localidad de Sobrado (Tineo).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído