27 de enero de 2019
27.01.2019

Rotos de dolor por el trágico final de Julen: "Estamos con el corazón partido"

Múltiples mensajes de apoyo a los padres del niño fallecido en su barriada malagueña de El Palo, que acoge un velatorio con tristeza y tensión

27.01.2019 | 01:04
José Roselló, padre de Julen, abatido en el tanatorio.

A la 1.25 de la madrugada de este pasado sábado se con?rmaba lo que nadie quería escuchar: hallan al pequeño Julen, pero sin vida. A partir de este momento, toda la esperanza que había en cada uno de los ciudadanos pasa a ser tristeza y desolación.

Tras dos semanas de operativos y más de treinta horas de trabajo por parte de la Brigada de Salvamento Minero e innumerables inconvenientes que la montaña puso a lo largo de estos doce días, todo terminó ayer de madrugada. Desde ese momento, el cuerpo del menor fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para realizarle la autopsia y, por lo tanto, ya no estaba en manos del trabajo de las más de 300 personas que habían formado parte del dispositivo de rescate, ahora la investigación pasa a ser de la comisión judicial y el cuerpo, por fin, de sus padres. Parece que todo acababa, pero no ha sido así. El sábado continuó siendo una jornada dura tanto para los padres y familiares, como para todos los componentes del equipo de rescate, portavoces que han tenido que dar explicaciones y toda España, pero especialmente para los vecinos del pueblo de Totalán y la barriada malagueña de El Palo.

Esta barriada malagueña ha sido otro de los epicentros durante estas semanas, en ella vivían los padres y la familia del pequeño, y en su calle hasta hace pocos días seguía su triciclo esperando su llegada, una llegada que nunca sucederá. Ayer siguió siendo protagonista, ya que en su tanatorio desde las ocho de la mañana se velaba a Julen. Hasta bien entrada la tarde, el féretro con su cuerpo no fue trasladado al tanatorio del cementerio de El Palo, donde estaban los padres del menor, tras la autopsia llevada a cabo en el Instituto de Medicina Legal por cinco forenses. Familiares, amigos y vecinos arroparon a su llegada a José y Victoria, padres del pequeño, en el tanatorio.

Se respiraba tristeza y dolor en cada una de las esquinas, sentimientos que se traducían en momentos de tensión que en ocasiones provocaron varios enfrentamientos entre familiares y la prensa, y reproches hacia ésta. A pesar de la tensa situación, fueron numerosos los mensajes de apoyo y condolencias que se han estado produciendo desde que en la madrugada de este sábado se hallara el cuerpo sin vida del pequeño. En el mismo barrio, el portavoz de la asociación de vecinos, Antonio Carmona, leyó un comunicado en una concentración, a la que asistieron unas trescientas personas, y que concluyó con dos minutos de silencio y la suelta de globos blancos. "Estamos con el corazón partido por esos padres, pero aun así no podemos dejar de nombrar a todas las personas que han llorado de frustración y que han seguido adelante", dijo Carmona. Hasta mañana a las 12 horas, momento en el que se celebre la misa en estricta intimidad, se seguirá velando al pequeño con el dolor de lo que pudo ser y finalmente no ha sido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído