Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El temporal que azotó la región | La resaca

Los vecinos del Bajo Nalón estallan contra la falta de limpieza en los ríos: "No meten una pala"

Jesús Alonso vivió dos días de "angustia" en un coche tras inundarse su casa

31

Consecuencias de las inundaciones en el Bajo Nalón

Del diluvio al sol; de las riadas a la calma; del gélido invierno a los 16 grados. Asturias pasó de un extremo a otro en apenas veinticuatro horas. Pero el cielo azul de ayer sólo fue un espejismo: hoy volverán las lluvias y la nievepor encima de los 800 metros

Dos días de "angustia" vivieron Jesús Alonso y su pareja, Laura Valdés, en Riberas (Soto del Barco). La riada anegó la planta baja de su casa y por los pelos no entró en la principal. "Estuvimos durmiendo en el coche y en el garaje de un amigo. Aquí si no llega a ser por la Policía Local de Soto del Barco, los vecinos y los amigos... Nadie preguntó por nosotros; nos sentimos desamparados", protesta Alonso en una mañana de mucho trajín. Ya no son sólo los daños -"una nevera, una lavadora, un sofá, la huerta, la plantación de kiwis..."- sino la gran cantidad de lodo que arrastró el Nalón. "Mire, yo no tengo vacas. Eso debe ser un regalo de Confederación", apunta con sorna, mientras señala el bolo de hierba que la avenida "aparcó" en su finca.

Jesús Alonso, que lleva toda la vida sufriendo las crecidas del Nalón, asegura que nunca vio una tan larga en el tiempo. En concreto, dos días. Pero lo que más le indigna es que "esto siga pasando": "¿La solución que es dar parte a los seguros? ¿Y la angustia por la que pasan las personas, eso no cuenta?". El sotobarquense denuncia "la falta de medios y de coordinación" para hacer frente a la riada, y admite que "tras mucho pelear" este año la Confederación Hidrográfica limpió los márgenes del río Trabe junto a su viviendaSin embargo, por otros tramos la desbrozadora no pasó, según se quejan los afectados. El organismo dependiente del Ministerio de la Transición Ecológica intervino desde noviembre "en más de treinta zonas de dieciséis municipios" y su previsión es ampliar en el tiempo el plan de conservación así como su dotación económica.

"Lo que falta es que limpien los ríos; yo no los vi meter una pala y tampoco nos dejan tocarlo. Y esto es como si el Musel no lo dragan, acabaría no pasando un barco por el puerto", protesta Manuel López, trabajador de la empresa logística Fernández Ledo, en Peñaullán (Pravia). El temporal destrozó "mil y pico palés con envases para la alimentación". Eso, en pérdidas económicas, son "miles de euros". López y su jefe, Ceferino Fernández, intentaban ayer, con manguera y rastrillo en mano, sacar el barro del exterior de la nave. Lo de dentro será otro telar. Diez profesionales se encargarán de limpiarlo: "Tenemos para dos semanas".

La riada también "arrasó" las plantaciones de kiwis del Bajo Nalón. El praviano Enrique González es uno de los afectados: "Muchas plantas morirán y entró tanta arena que para sacarla tendremos dos meses por delante". El agua causó además "más de 6.000 euros de pérdidas" por daños en una caseta. "Si el río tuviera cauce y estuviese limpio, no habría tantos problemas. A ver qué pasa la semana que viene que se anuncia más lluvia... A veces te planteas dejarlo todo", lamenta González. Los pescadores, por su parte, afirman que las consecuencias de las inundaciones "las pagaremos dentro de dos o tres años", porque las riadas arrastraron las huevas del salmón. "Aunque están bajo piedras, el agua las levantó y posiblemente estén todas muertas", expresa Enrique Berrocal, presidente de la asociación Las Mestas del Narcea.

El plan de inundaciones del Principado continúa activado en fase de preemergencia con 137 incidencias, según comentó ayer el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez. El portavoz del Gobierno regional avanzó que "explorarán todas las vías de financiación posibles, tanto estatales como europeos, para resarcir las pérdidas económicas por el temporal de lluvias". Hoy volverán las precipitaciones, que serán persistentes y localmente fuertes en el extremo oriental. Asturias estará, según la Agencia Estatal de Meteorología, en alerta por nevadas, viento y oleaje. Mañana los chubascos serán intensos en la primera mitad del día.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats