29 de enero de 2019
29.01.2019

La Confederación tendrá un sistema de simulación para anticiparse a las riadas

El presidente del organismo ofrece colaboración a los ayuntamientos "al margen de las competencias" para limpiar y mantener los cauces

29.01.2019 | 01:02
Prao del Xiringüelu, en Pravia, anegado.

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) elaborará un sistema de simulación que, con información sobre el estado de los ríos y las previsiones meteorológicas, permita prever las consecuencias de intensas lluvias e incluso si se van a producir riadas, de tal manera instituciones y ciudadanía estén preparados. El presidente de la Confederación desde el pasado agosto, Manuel Gutiérrez, ofrece a los ayuntamientos "colaboración, al margen de las competencias", para limpiar y mantener en buen estado el cauce de los ríos.

Gutiérrez explicó que en noviembre se adjudicó un plan de 600.000 euros para realizar 51 actuaciones en 59 municipios. "Cuando llegó el temporal se había actuado en una treintena de zonas de 16 municipios, y no nos dio tiempo a más", señaló. Para 2019, la Confederación tiene un presupuesto de 1.575.000 euros destinados a limpieza y mantenimiento de los ríos.

El presidente de este organismo advirtió de que "la limpieza consiste en retirar vegetación muerta, vigilar árboles que se puedan caer, también si hay exceso de acumulación de áridos que puedan conllevar problemas... No se trata de arrasar el cauce ni levantar muros y escolleras, que evitan que se lesione el borde, como la vegetación de ribera, pero no evitan las inundaciones".

Manuel Gutiérrez se refirió también a las inundaciones de la vega de Pravia, donde se han perdido plantaciones enteras de kiwis y los productores reclaman la construcción de una escollera. "Las vegas son embalses naturales, y el Nalón es una avenida rápida. No ocurre, por ejemplo, como con el Ebro, que tarda días en llegar la avenida a Zaragoza. Aquí son horas. Para hacer lo que se pide habría que levantar muros de mucha altura", señaló.

El líder de los socialistas asturianos pasó ayer factura a la gestión de la Confederación durante el Gobierno del PP. Adrián Barbón reprobó el abandono en las obras necesarias en los márgenes de ríos y en el entorno de equipamientos públicos como el hospital de Arriondas, que tuvo de ser evacuado la semana pasada. "Tras las grandes inundaciones de 2010 se aprobó un proyecto en 2013, pero no se hizo nada. No es normal", afirmó Barbón, que achacó esa pasividad a la gestión de la Confederación.

El secretario general de la FSA avanzó que si llega a la presidencia del Principado, incorporará políticas para "que Asturias esté preparada ante las consecuencias del cambio climático", si bien Barbón admitió que "y aun así seguramente no será suficiente y habrá desbordamientos, pero Asturias estará mejor preparada".

Los grupos parlamentarios de PSOE, Podemos, IU, Foro y Ciudadanos coincidieron ayer en reclamar mayor coordinación entre administraciones para realizar labores de mantenimiento en vías y ríos para tratar de minimizar los daños ocasionados por intensas lluvias, como las registradas en Asturias la semana pasada.

El portavoz socialista Marcelino Marcos Líndez abogó por "actuaciones de limpieza sin que menoscaben la fauna y la flora", aunque quizás eso no hubiera minimizado "de forma clara los efectos" de la riada. La portavoz de Foro, Carmen Fernández, incidió en "revisar los protocolos actuales y aumentar las medias de seguridad, así como el mantenimiento de vías férreas, carreteras y ríos". El portavoz de Ciudadanos, Nicanor García, anunció que su formación presentará iniciativas para que se destinen fondos extraordinarios al mantenimiento de las zonas de riesgo para evitar daños en futuros temporales. Enrique López, de Podemos, indicó que "no se puede tolerar" la falta de actuación por parte de la Confederación, y reclamó coordinación. Concha Masa, portavoz de IU, reclamó medidas de previsión y "acción inmediata".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook