Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribadesella y Soto del Barco, un "vertedero" de 4.000 toneladas de madera

Los concejos se niegan a pagar tras las riadas la limpieza de las playas, que suman basura que pesa ocho veces el "Elogio del horizonte"

12

Las consecuencias del temporal en ríos y playas

La última riada ha depositado en las playas de Ribadesella y Soto del Barco una salvajada de madera: más de 4.000 toneladas de troncos. Es ocho veces el peso del "Elogio del horizonte" y harían falta 160 trailers para retirarlos. Los alcaldes de ambos municipios, Charo Fernández y Jaime Menéndez,

Un cambio introducido en los estatutos del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias (Cogersa) obligó por primera vez el año pasado a los ayuntamientos costeros a pagar por la limpieza de sus playas. Pero Ribadesella y Soto del Barco se niegan ahora a asumir costes extras por las riadas. "No tenemos por qué pagar lo que nos viene de fuera", protesta el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez, quien asegura que los arenales de Santa Marina y Los Quebrantos "reciben el 90%" de la madera que arrastra el Sella y el Nalón. Menéndez calcula que en sus playas hay "entre 2.000 y 3.000 toneladas de basura". Una cifra muy parecida a la que estiman en Ribadesella.

La regidora, la forista Charo Fernández, habló ayer de 2.000 toneladas de desperdicios en el arenal de Santa Marina. Fernández denuncia que este año se han quedado sin subvención para la limpieza de las playas y que es el consistorio el que debe hacerse cargo "cuando no todo lo que llega arrastrado por el río proviene únicamente del concejo, también de otros municipios del interior". "No es normal que seamos el vertedero de los concejos de montaña", se queja. Ribadesella fue uno de los concejos orientales más afectados la semana pasada por las inundaciones y las riadas, con importantes problemas en localidades como L'Alisal o Lloviu. La alcaldesa y los concejales del PP se reunieron ayer con los vecinos, y todos coincidieron en la necesidad de limpiar y dragar el Sella. "Vamos a exigir que se limpie el cauce. En los ocho años que llevo aquí la Confederación no ha gastado ni un euro ", criticó Fernández.

Ribadesella y Soto del Barco harán un frente común para presionar a las administraciones regionales y nacionales para que recojan la descomunal cantidad de madera depositada en las playas. "Después de las riadas de 2010, las playas las limpió Costas, así que queremos que en esta ocasión se haga lo mismo", explican. Por lo pronto transmitirán su petición a la Federación Asturiana de Concejos, la cual considera que la acumulación de basura en los arenales "no es un problema municipal, sino que excede sus competencias". Y así lo ha trasladado su presidente a Cogersa. Parte de los troncos están siendo retirados estos días por los vecinos. En este sentido, el alcalde de Soto de Barco, Jaime Menéndez, asegura que "si no se pusiesen tantas pegas, a lo mejor las pilas y pilas de basura que hay ya no seguirían ahí". Se refiere a que Costas obliga a los interesados a solicitar un permiso gratuito para poder acceder a las playas con vehículos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats