06 de febrero de 2019
06.02.2019

Enero fue "extremadamente húmedo" con temperaturas "especialmente bajas" en Asturias, según Meteorología

Las mayores precipitaciones se registraron entre los días 22 y 24, cuando se produjeron las grandes inundaciones con cuatro fallecidos

06.02.2019 | 18:38

Que en enero llovió mucho era sabido, pero que lo hizo "mucho más de lo normal", alcanzando registros insólitos en algunas zonas, como en Rioseco, lo acaba de confirmar la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Asturias, hasta el punto de indicar que fue un mes "extremadamente húmedo". Las mayores precipitaciones se registraron entre los días 22 y 24, cuando se registraron grandes riadas e inundaciones que se cobraron cuatro vidas y cuantiosos daños económicos. Las temperaturas también estuvieron, "en general, por debajo de los valores normales, y las mínimas en particular", resalta el Avance del Boletín Climatológico Mensual.

Las precipitaciones acumuladas los días 22 y 23 de enero en Rioseco (275,2 litros por metro cuadrado) y Cuevas de Felechosa (202,8), fueron las máximas que se registraron en dos días en ambas estaciones de la Aemet desde que comenzaron sus observaciones. De hecho, la lluvia acumulada el día 22 en la primera de ellas ha sido la mayor desde sus inicios. Esas intensas y torrenciales lluvias dieron paso a las graves inundaciones cuyas millonarias consecuencias todavía sufre la región.

"Toda la segunda quincena (de enero) fue extremadamente húmeda a causa de la sucesiva entrada de frentes marítimos, especialmente en los tres días mencionados", señala Meteorología en su boletín.

Las temperaturas también estuvieron "por debajo de los valores normales y las mínimas, en particular, alcanzaron valores especialmente bajos en la primera decena del mes". Y es que la primera quincena fue más fría que la segunda, y fueron especialmente fríos los días 4 al 7 de enero, "en los que se dieron temperaturas por debajo de cero incluso en muchas zonas del litoral y de altitud media".

La temperatura mínima más baja se registró el 8 de enero en Amieva Camporriondi, con 7 grados bajo cero. En el otro extremo, con la máxima más alta, se situó Mieres, con 19,4 grados.

Las horas de sol también fueron entre un 5 y un 10 por ciento inferiores a lo habitual en un mes de enero. En el Observatorio de Oviedo se registraron 105, mientras que en el Aeropuerto hubo 94 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook