09 de febrero de 2019
09.02.2019

El Parlamento reprueba a Teresa Ribera por "sus declaraciones tremendistas"

La iniciativa del diputado regional Ovidio Zapico (IU) contó con el apoyo del PP, Foro y Cs

09.02.2019 | 00:59

Toque de atención a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la Junta General del Principado. La reprobación por "sus declaraciones tremendistas" sobre los vehículos diesel o sobre el período de vida de las centrales térmicas, pedida por Izquierda Unida, salió ayer adelante en el pleno del parlamento regional con el apoyo del PP, Foro y Ciudadanos mientras que el PSOE votó en contra y Podemos optó por la abstención.

Ovidio Zapico, portavoz adjunto de IU tras la dimisión y marcha de Gaspar Llamazares, consideró de muy negativa para la región la gestión de Ribera desde que asumió la cartera de Transición Ecológica, en junio del pasado año. "Esta ministra está generando un clima de desasosiego muy importante en la industria asturiana, prácticamente desde el primer día que llegó al cargo", afirmó Zapico, quien puso como ejemplos el cuestionamiento a los vehículos diesel "que ha provocado una caída en los pedidos de la factoría de Arcelor", "la situación de las térmicas de Lada y Soto de la Barca, abocadas al cierre por la falta de inversiones" y "el descenso en el tráfico de graneles del Musel, que afecta también al transporte ferroviario y por carretera".

La iniciativa parlamentaria incluía otros puntos, el rechazo "a la imposición de un modelo de transición energética dogmático y acelerado, que impida el desarrollo de alternativas" y el llamamiento al diálogo y la negociación con los sectores y territorios afectados, que sí fueron secundados por el Grupo Socialista. "No es cierto que la responsable sea la ministra de Transición Ecológica con independencia de que tengamos discrepancias", sostuvo el portavoz parlamentario del PSOE, Marcelino Marcos Líndez, quien incidió en "la necesidad de que se reconozca la singularidad de las comarcas mineras" y destacó "la actitud constructiva y el diálogo permanente" entre el Gobierno regional y el central en la actualidad. La diputada popular Gloria García tiró de ironía y socarronería para denunciar los discursos "incoherentes" del PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Se me ponen las orellas p´arriba cuando en octubre de 2017 votan por el cierre de las térmicas en 2020 y se me disparan y voy dando en 'gremlin' con otra votación de septiembre de 2018. Arrepentidos los quiere Dios pero no me vengan a contar películas", clamó la diputada popular.

Podemos no apoyó la reprobación a la Ministra ni la crítica "al modelo dogmático y acelerado" de la transición energética porque IU rechazó una enmienda suya que hablaba del "deficiente control parlamentario realizado sobre los fondos mineros". Héctor Piernavieja lamentó que "no haya un ápice de autocrítica y se eche la culpa a la última que llegó", en clara alusión a la ministra Ribera.

Pedro Leal, de Foro, denunció que el gobierno de Pedro Sánchez "está acumulando en tiempo récord incumplimientos con Asturias que van a ser irreparables" y citó la situación de Alcoa y la regulación de Arcelor mientras que Armando Fernández Bartolomé (Ciudadanos) lamentó el mal uso de los fondos mineros, "nuestro particular cupo vasco".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook