Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ÁNGELES GÓMEZ BORREGO | Geóloga y delegada del CSIC en Asturias

"Queremos fijar temáticas mensuales para poner en contacto a científicos y empresas"

"Todo nuestro potencial investigador está a disposición de cualquier persona que lo necesite, nuestra misión principal es divulgarlo"

Ángeles Gómez Borrego, en la Cámara de Comercio de Oviedo. MIKI LÓPEZ

- Ha pasado del laboratorio al despacho. ¿Ser la cara visible del CSIC en Asturias es un reto para usted?

-Por supuesto. Ha supuesto un cambio muy grande para mí, aunque trato de mantener mi actividad investigadora en el INCAR (Instituto Nacional del Carbón). Es un reto personal, porque en nuestras manos está poner en pie una sede, darla a conocer y dotarla de contenido para demostrar que esta delegación tiene un valor añadido para la ciudadanía.

Ángeles Gómez Borrego (Madrid, 1964) es la delegada del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en Asturias. La institución estatal que preside la asturiana Rosa Menéndez abrió recientemente una sede en la Cámara de Comercio de Oviedo con el objetivo de buscar sinergias con empresas y dar visibilidad a ocho centros de investigación del Norte.

- La delegación territorial del CSIC lleva abierta menos de un mes. ¿Qué balance hace?

-En realidad, llevamos aquí sólo quince o veinte días, y los suministros básicos -internet y teléfono- ya están en funcionamiento. Estamos trabajando en la sede tres personas.

- ¿Quiénes son?

-Concepción Prieto, Diego Pinto y yo. Al final, yo soy la persona más visible al ser la delegada. De mí dependen las relaciones formales con las distintas administraciones y empresas. Una vez establecido ese primer contacto, el resto del equipo intentaría redirigirles hacia un grupo de investigación específico para que les asesoren o ayuden en el desarrollo de su proyecto.

- ¿Las empresas tendrán acceso sólo a científicos de Asturias, Cantabria y País Vasco, que son las comunidades a las que da cobertura esta delegación, o a todos los investigadores de España?

-El CSIC es una institución nacional que abarca todas las áreas del conocimiento. Y todo ese potencial está a disposición de cualquier persona que lo necesite. Precisamente, para nuestra delegación es muy importante dar a conocer a la sociedad los institutos que tenemos y qué labor hacen en cada uno de ellos.

- Ya están dando sus primeros frutos, el CSIC firmó el viernes el convenio de adhesión al Instituto de Investigación de Salud del Principado de Asturias (ISPA).

-Estamos muy contentos, porque es un convenio largamente perseguido desde que se firmó inicialmente en el año 2016. El CSIC siempre quiso adherirse a él y administrativamente nos ha llevado más tiempo. No obstante, nuestros grupos ya venían colaborando desde sus inicios con el ISPA. Ahora tenemos la oportunidad de consolidar esa colaboración y potenciar líneas de investigación como el impacto de la dieta en edades tempranas, la obesidad infantil, las cepas que sustituyen a los estrógenos, la epigenética del cáncer, el diseño de materiales biocompatibles, la incorporación de grafeno en biosensores...

- ¿Tienen convenios similares en marcha?

-El más inmediato es el de Enseñanza Media. Es para que los alumnos de Secundaria puedan hacer prácticas en los distintos institutos del CSIC. Hasta ahora existía esa posibilidad, pero no estaba formalmente regulada y queremos que esté disponible para cualquier centro educativo.

- ¿Ya están recibiendo peticiones de empresas?

-Bueno, en verdad, hasta hace una semana no habíamos tenido línea telefónica. Pero sí hemos recibido a través de la Cámara de Comercio peticiones de entrevistas y reuniones. De hecho, ésa es una de las ventajas de tener la sede aquí, que las empresas vienen con mucha facilidad, lo cual es positivo para intercambiar impresiones y explorar posibilidad de colaboración.

- Una de las reclamaciones de los empresarios es también que las investigaciones vayan orientadas a solucionar problemas que les afectan directamente.

-Eso lo podemos hacer, y de hecho se está haciendo, a través de empresas de base tecnológica. Son compañías que surgen de investigaciones realizadas en el seno del CSIC y que acaban dando lugar a un producto comercial. Ésa es una manera de transferir conocimiento.

- Viendo cómo están funcionando el resto de delegaciones del CSIC - son siete - , ¿qué esperan de la asturiana?

-Esperamos crecer y, sobre todo, transferir y divulgar la ciencia para dar a conocer a la sociedad nuestro trabajo y que ello sirva para crear nuevas vocaciones científicas en los más pequeños. Vamos a mantener nuestras actividades de "¿Qué sabemos de...?", que empiezan ahora en primavera. Y también queremos desarrollar unas jornadas en colaboración con la Cámara de Comercio de Oviedo sobre temáticas concretas. Tenemos pensado elegir un día fijo de cada mes en el que los investigadores y las empresas relacionadas con esa área puedan reunirse e intercambiar impresiones sobre futuras colaboraciones. Tenemos muchos planes.

- Se refiere a crear vocaciones científicas entre los jóvenes. ¿En especial entre las niñas?

-El CSIC desde hace unos años tiene un ojo puesto en la perspectiva de género. Estamos empeñados en que las mujeres tengan la visibilidad que se merecen y que las niñas se animen a entrar en aquellas carreras tecnológicas en las que los números no están aún equilibrados.

Compartir el artículo

stats