27 de febrero de 2019
27.02.2019

Bruselas califica de "excelentes" los resultados del proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa

La tasa de muerte por causas relacionadas con el ser humano ha sido del 9,5%, lo que representa el índice de supervivencia más alto alcanzado hasta el momento en proyectos de este tipo en España

27.02.2019 | 20:15

La Unión Europea ha calificado de "excelentes" los resultados del proyecto para la reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa. El proyecto, que ha contado con ayudas comunitarias del programa LIFE, ha permitido la colaboración entre administraciones comunitarias (Comisión Europea), nacionales (Ministerio para la Transición Ecológica) y autonómicas (Gobiernos de Aragón, Asturias, Cantabria y Castilla y León) promoviendo la conservación del quebrantahuesos, una especie declarada en peligro de extinción en España, y demostrando que la conservación de la biodiversidad está ligada al desarrollo local.

El proyecto tenía como objetivo principal la recuperación de la especie en los Picos de Europa -donde llevaba extinguida más de 60 años- gracias a la liberación de aves pirenaicas cedidas por el Gobierno de Aragón. En total, se liberaron en estos cinco años de trabajo 21 aves en el parque nacional de los Picos de Europa, destinadas a crear en este territorio un nuevo núcleo de población estable para la especie.

Los quebrantahuesos liberados fueron cedidos por el Gobierno de Aragón. De esta manera, el proyecto ha tenido un efecto positivo en la recuperación de la población española y también ha asegurado una buena variabilidad genética, incorporando genes no expresados a la población pirenaica. Un total de 38 huevos fueron rescatados de 15 nidos problemáticos, 25 de los cuales resultaron ser fértiles, y fueron criados con éxito 21. La metodología ha obtenido el 100 por ciento de éxito en el rescate de embriones y 92 por ciento en la incubación.

Finalizado el proceso de cría, 21 de estos ejemplares fueron liberados en el parque nacional entre 2014 y 2018. Se han empleado más de 12.200 horas de seguimiento de estos ejemplares por parte de técnicos especialistas y se han recopilado 334.463 geolocalizaciones de los 21 ejemplares liberados, lo que ha permitido avanzar en el conocimiento del comportamiento en libertad de estas aves.

La tasa de supervivencia es del 76,2 por ciento. Si atendemos a las razones de la muerte de los 5 ejemplares producidas durante la ejecución del proyecto, dos se debieron a causas naturales, dos a causas antrópicas (envenenamiento) y una a causas indeterminadas. Por lo tanto, la tasa de muerte por causas antrópicas ha sido solo del 9,5 por ciento, lo que representa la tasa de supervivencia más alta alcanzada hasta el momento en proyectos de este tipo en España, según la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ).

Tras mas 60 años de ausencia, en el año 2017 se produjo el primer intento de cría de una pareja de esta especie en los Picos de Europa. "Deva" una hembra liberada en 2010 y "Casanova", un ejemplar silvestre procedente de Pirineos, han constituido la primera Unidad Reproductora de los Picos de Europa desde su extinción a mediados del siglo pasado. La biología de la especie establece el primer ciclo reproductivo exitoso sobre los 9-11 años de los ejemplares reproductores (Deva nació en 2010), por ello se espera esté próximo nacimiento del primer pollo. Se ha detectado la existencia de un nuevo territorio reproductor en formación.

Según la FCQ, el proyecto ha tenido un impacto socioeconómico relevante, vinculado con éxito la conservación de la especie al desarrollo rural local y al mantenimiento de los servicios de los ecosistemas. Una de estas medidas ha sido el trabajo en la Marca de Garantía Pro-Biodiversidad para apoyar la ganadería extensiva en áreas de montaña. En 2017, se firmó un acuerdo entre un grupo de ganaderos y una cadena de supermercados para comercializar carne de cordero criada en los Picos de Europa bajo esta marca, poniendo en el mercado unos 5000 kilos de lechazo en 2018 y recibiendo los productores un precio significativamente superior por su carne. El proyecto promovió asimismo el ecoturismo, mostrando la importancia de la cooperación entre empresas, organizaciones de conservación y administraciones públicas. El ecoturismo está ayudando a crear empleos especializados y a desestacionalizar la actividad.

El proyecto ha incluido también acciones para mejorar la calidad del hábitat de la especie, sumando esfuerzos para erradicar los venenos a través de la colaboración de la Unidad Canina Antiveneno y el mantenimiento de una fuente de alimento seguro con el punto de alimentación suplementaria del Mirador de la Reina, en el que se han aportado más de 28.000 kilos de carroña. Estos han tenido efectos positivos para la conservación de quebrantahuesos y otras especies de aves necrófagas. Todos estos esfuerzos se mantendrán más allá de la duración del proyecto.

La FCQ ha indicado que esta experiencia de cinco años de trabajo en colaboración con instituciones comunitarias, regionales y locales ha permitido "consolidar una metodología eficiente y un avance significativo en la conservación del quebrantahuesos en España, logrando su recuperación en Picos de Europa". Aunque ha admitido que todavía será necesario "continuar el trabajo a corto y medio plazo para consolidar esta incipiente población y favorecer su conexión con otras en la Península Ibérica a través de nuevos corredores biológicos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído