10 de marzo de 2019
10.03.2019

Más de 2.100 asturianos preguntaron el año pasado cómo ingresar en el Ejército

La Delegación de Defensa en el Principado celebra su 25.º aniversario, el último acto que preside el coronel Vicente Bravo Corchete como delegado

10.03.2019 | 00:07

Más de 2.100 asturianos solicitaron el año pasado información para acceder al Ejército. La cifra la facilitó ayer el coronel Vicente Bravo Corchete, delegado de Defensa en Asturias, durante la conmemoración del XXV aniversario de la implantación de la Delegación de Defensa en el Principado. En el transcurso del acto se impusieron las condecoraciones concedidas durante el último año y se entregaron diplomas a una treintena de reservistas. Además, se hizo entrega del premio del concurso "Carta a un militar" y del reconocimiento especial a entidades, organismos y personas que colaboran con la Delegación en la difusión de su cultura.

El coronel Vicente Bravo Corchete presidió ayer su último acto como delegado de Defensa en Asturias, cargo que dejará el próximo mes de septiembre al cumplir los seis años en él. Sentados en tribuna, también asistieron sus antecesores, José Luis Lissagarre Conde, primer delegado de Defensa en el Principado, entre 1994 y 1997; el capitán de navío Francisco Sánchez-Barcaiztegui y el anterior delegado, Baldomero Argüelles.

Bravo Corchete explicó que de la Delegación de Defensa que encabeza dependen más de 320 militares e hizo un recorrido por la labor y los "logros" alcanzados en 2018. Entre ellos destacó la atención a más de 2.100 personas que se interesaron por el acceso a la profesión militar. A todas ellas se les facilitó información y documentación para cada una de las categorías: oficial, suboficial, tropa o como reservistas voluntarios. Pero en total se atendió el año pasado a más de 5.000 personas en la tramitación y resolución de cuestiones administrativas.

La Delegación de Defensa en el Principado dio apoyo a más de 40 militares el año pasado, pero además se encarga de la gestión del patrimonio del Ejército en Asturias y en Cantabria, e inspecciona la calidad y seguridad industrial de las empresas que en Asturias, Vizcaya y Cantabria fabrican para el Ministerio de Defensa o para países aliados.

Y todas estas actividades se suma además la promoción del conocimiento de la cultura de defensa y la labor de los militares en la sociedad, con más de 30 conferencias en colegios, institutos y en la Universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído