13 de marzo de 2019
13.03.2019

Argüelles dimite al frente de Izquierda Unida de Asturias: "Aquí muchas veces nos clavamos puñales dentro"

Un coordinador interino deberá mediar con Garzón ante el rechazo a la alianza con Podemos el 28-A

13.03.2019 | 01:06
Ramón Argüelles, ayer, junto a compañeros que respaldaron su candidatura. Tras él, Juan Ponte, el candidato elegido para las generales.

Ramón Argüelles se aparta de la dirección de IU de Asturias. El coordinador general autonómico hizo pública ayer su decisión después de anunciársela a Alberto Garzón en una llamada telefónica y de hacer caso a su familia. El que fuera alcalde de Lena durante una década antes de dar el salto a la política regional se va con un cierto desencanto, harto de "tragar sapos" en su etapa como coordinador autonómico y con un mensaje dirigido a toda la organización: "Aquí muchas veces con clavamos puñales dentro".

Argüelles señaló su derrota en las primarias como el detonante de su "paso atrás". Su candidatura sumó 483 votos frente a los 606 de la liderada por Ángela Vallina y Ovidio Zapico y los 152 de Carmen Conde, un resultado que le relegaba al sexto puesto de la lista autonómica. "Me voy porque siempre he entendido que en la política se trata de sumar más que dividir y no he sido capaz de unir ni de lograr el consenso necesario", argumentó el ya coordinador en funciones, que compareció en rueda de prensa acompañado por los que han sido sus más firmes apoyos en este proceso, encabezados por los alcaldes de Mieres, Aníbal Vázquez y de Langreo, Jesús Sánchez. También estaba el concejal mierense Juan Antonio Ponte, el candidato elegido por la militancia de IU de Asturias para ser su candidato en las generales del 28 de abril.

Ramón Argüelles relató pormenorizadamente el proceso previo a las primarias y detalló que en aras de lograr un acuerdo había ofertado los puestos dos y tres de su lista a Ángela Vallina y a Ovidio Zapico, "pero no hubo respuesta y al día siguiente registraron su candidatura". Luego, no obstante, admitió que le habían ofrecido ir de número dos en la candidatura que resultó ganadora de las primarias.

Argüelles dejó entrever en su despedida un cierto desencanto por la situación de IU de Asturias: "Hay mucha gente en esta organización que no se pone la camiseta del equipo", afirmó después de confesar que por su cargo tragó "muchos sapos, por ejemplo en la salida de Gaspar Llamazares", del que llegó a decir que era el candidato que concitaba un mayor consenso hasta que decidió darse de baja para ir a Actúa. Ahora seguirá como coordinador en funciones hasta que los órganos del partido acuerden un coordinador interino, cuya misión será preparar la asamblea extraordinaria de la que salga la nueva dirección, con toda seguridad después de las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo.

Pero el primer reto para el coordinador interino -se piensa en una figura histórica que no genere contestación- es resolver la tensión sobre la candidatura para las generales. Asturias fue la única federación en la que se impuso el "no" a la confluencia con Podemos. Los ganadores de las primarias autonómicas quieren romper esa alianza y piden a Alberto Garzón una excepción similar a la de Cataluña, una posibilidad que IU federal no contempla. "Mi consejo es el diálogo y que no haya un choque de trenes", planteó Argüelles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído