15 de marzo de 2019
15.03.2019
Entrevista
RAFAEL FERNÁNDEZ GARCÍA-ANDRADE | Coordinador del Equipo de Calle de Salud Mental de Madrid

"El aumento de inmigrantes supone un nuevo reto en la intervención de calle"

"El gran problema es la ausencia de recursos residenciales una vez rehabilitada la persona sin hogar con problemas mentales"

15.03.2019 | 01:08
Rafael Fernández García-Andrade.

El doctor Rafael Fernández García-Andrade es el coordinador del Equipo de Calle de Salud Mental (ECASAM) de Madrid y Psiquiatra del Hospital Clínico San Carlos de la capital. También es profesor Asociado Facultad de Medicina, Universidad Complutense de Madrid. Hoy, viernes, participa en Gijón en la jornada "Personas sin hogar y salud mental. Intervención en la calle", que tendrá lugar en el Salón de actos del Antiguo Instituto organizada por el Albergue Covadonga y la Asociación Albéniz para abordar un problema que aún tiene alta prevalencia y requiere muchos recursos.

- ¿Cuáles son los principales problemas mentales con más prevalencia en las personas sin hogar?

-En las ciudades occidentales, una de cada tres personas sin hogar, padece un trastorno mental grave, trastornos psicóticos fundamentalmente, que conllevan un elevado grado de discapacidad y de disfunción social.

- ¿Son causa o consecuencia de estar en la calle?

-Esa pregunta siempre se hace. ¿Qué es antes, el huevo o la gallina? Lo cierto es que se trata de una interacción recíproca de ambos fenómenos. Cuando una persona con un Trastorno Mental Grave pierde toda su red de apoyo, es muy posible que acabe en calle. Por otra parte, la vida en calle, que conlleva la exclusión social extrema, el trauma asociado y la ausencia de apoyo psicosocial, puede recrudecer o perpetuar la clínica del trastorno mental.

- ¿Se les presta la atención adecuada?

-En el caso de Madrid, desde el año 2003, el Equipo de Calle de Salud Mental (ECASAM) hace hincapié en este tema porque lo consideramos fundamental, ofreciendo atención psiquiátrica y asistencia socio-sanitaria integral a las personas sin hogar con trastorno mental grave que, por diferentes motivos, no reciben la atención necesaria en la red normalizada de salud.

- ¿Cómo llegar correctamente a todos ellos?

-Nosotros trabajamos con un modelo proactivo de "búsqueda activa", lo que supone tener la iniciativa y la capacidad para anticiparse a sus problemas o necesidades futuras; esto es, salir la calle en búsqueda del paciente, en lugar de esperar a que sea el paciente que acuda a los recursos sanitarios.

- ¿Existe un problema de desconfianza?

-El paciente no viene a nosotros, somos nosotros los que salimos a su encuentro. Este proceso, lógicamente, puede generar un rechazo y desconfianza inicial. Por otra parte, la suspicacia, el recelo y la desconfianza, son síntomas característicamente presentes en las personas con trastornos psicóticos. Nosotros somos plenamente conscientes de ello, y actuamos desde el respeto absoluto por su autonomía, respetando sus tiempos y su espacio, buscando la demanda potencial que se convierta en el punto de partida de la alianza terapéutica.

- ¿Está bien formado el personal de intervención en la calle?

-La red de atención a personas sin hogar está cada vez más profesionalizada, esto es algo positivo que dignifica a las personas sin hogar. En el caso de la asistencia sociosanitaria las personas sin hogar con trastorno mental grave cuentan gracias a nuestro trabajo con un equipo multidisciplinar constituido por psiquiatras, enfermeros, trabajadores sociales, psicólogas y trabajadores sociales.

- ¿Hay muchas personas sin diagnosticar o atender?

-Afortunadamente, gracias a la implantación de programas como el ECASAM, cada vez menos. Pero la incidencia anual, es decir, el número de nuevos casos cada año, permanece constante. En el municipio de Madrid, por ejemplo, se nos deriva cada año más de cien nuevos pacientes.

- ¿Se necesitan más recursos?

-Siempre se necesitan más recursos. En Madrid ahora las personas sin hogar con trastorno mental grave reciben una adecuada asistencia sociosanitaria que va a permitir su rehabilitación y reinserción social. Pero el problema fundamental con el que nos encontramos, es la ausencia de recursos residenciales una vez que se ha logrado la rehabilitación.

- ¿Cómo ha evolucionado el problema en los últimos tiempos?

-En las últimas dos décadas, de forma paralela al aumento del número de personas sin hogar en Madrid, también se ha producido un aumento de la población inmigrante en España, de manera que más de la mitad de personas que atendemos son inmigrantes. Este nuevo perfil de pacientes tienen un mayor desarraigo sociofamiliar, más acontecimientos vitales traumáticos, mayor ilegalidad administrativa y menor nivel educativo, elementos todos ellos que van a suponer una barrera en el proceso de rehabilitación y un nuevo reto en la forma de intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído