19 de marzo de 2019
19.03.2019

Investigadoras asturianas ensalzan ante Pedro Sánchez el papel de la ciencia

El Presidente se compromete a "seguir apostando por la innovación" ante un centenar de científicos

19.03.2019 | 01:06
Las cuatro científicas asturianas, en la Moncloa. Por la izquierda: Teresa Valdés, Rosa Menéndez, Bárbara Álvarez y Silvia Arboleya.

Cuatro científicas asturianas participaron ayer en un encuentro con el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, celebrado en el Palacio de La Moncloa. Rosa Menéndez, presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); Bárbara Álvarez, investigadora Ramón y Cajal en la Universidad de Oviedo; Teresa Valdés, científica en el Instituto Nacional del Carbón (INCAR-CSIC) y presidenta de la Asociación de Divulgación Científica en Asturias; y Silvia Arboleya, científica en el Instituto de Productos Lácteos (IPLA-CSIC) formaron parte de una representación de algo más de un centenar de científicos de distintos ámbitos invitados al encuentro con el presidente, que estuvo flanqueado por el Ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque.

Rosa Menéndez y Teresa Valdés fueron además dos de las ponentes seleccionadas para intervenir en el encuentro, en el que se analizó el papel de la ciencia para lograr los objetivos adquiridos por España en el marco de la Agenda 2030, coordinada por Naciones Unidas y encaminada a erradicar la pobreza y favorecer un desarrollo sostenible e igualitario. Al inicio del encuentro, los ponentes se reunieron con Sánchez y Duque, y les expusieron las necesidades de la comunidad científica. "Hablamos de lo importante que había sido que se lograse la unanimidad para aprobar el Real Decreto de medidas urgentes en el ámbito de la ciencia, la tecnología, la innovación y la universidad", explica Teresa Valdés.

Durante las ponencias, Sánchez insistió en la necesidad de "seguir apostando de forma inequívoca y contundente por la ciencia y por la innovación". Después, Duque y Sánchez conversaron con los participantes en el encuentro. "Había un ambiente distendido. Tratamos de hacerles llegar nuestras inquietudes y el ministro se mostró muy receptivo", sostiene Bárbara Álvarez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook