21 de marzo de 2019
21.03.2019

La Guardia Civil recupera y destruye la cabeza de un obús en Grado

El Instituto Armado pide a los ciudadanos que comuniquen el hallazgo de cualquier artefacto explosivo

21.03.2019 | 11:58
El obús hallado en la finca.

La Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo ha recuperado y destruido un obús descubierto en una finca de Bercio (Grado). El Instituto Armado ha solicitado a los ciudadanos en un comunicado que comuniquen el hallazgo de cualquier artefacto explosivo sea cual sea su aspecto, ya que aunque parezca deteriorado, conserva sus propiedades.

Fue un vecino de Bercio el que telefoneó al número de atención ciudadana de la Guardia Civil (062) para alertar de que había encontrado un proyectil en un finca colindante a una de su propiedad. Por la descripción que facilitó, la Guardia Civil llegó a la conclusión de que podría tratarse de un obús, por lo que agentes del puesto de Grado se trasladaron al lugar indicado para comprobar la veracidad de la información.

Una vez allí y constatada la presencia de la cabeza de un obús, se desplazaron al lugar integrantes del Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la XIV Zona de la Guardia Civil de Asturias, que la recogieron para su posterior destrucción.

Un obús es un proyectil hueco en cuyo interior hay explosivos y que se dispara con esta arma de artillería. La Guardia Civil hizo hincapié en un comunicado en que ante la localización de este tipo de artefactos o proyectiles jamás sean manipulados o trasladados en un vehículo propio, ya que se pondrían vidas en riesgo, derivando posteriormente responsabilidades civiles y penales.

"Hay que tener en cuenta que este material sigue en la mayoría de los casos conservando las propiedades explosivas para las que fueron fabricados, independientemente del aspecto exterior que tengan y que den lugar a deducciones erróneas de que su manipulación carece de riesgo o peligro", indicó el Instituto Armado.

La Guardia Civil aconseja no manipular ni mover el objeto sospechoso; señalizar el lugar del hallazgo para no olvidar su localización; comunicar el hallazgo de inmediato al teléfono 062, y no tener miedo a participar la incidencia, pues no existe responsabilidad ninguna para el ciudadano que ponga en conocimiento el hecho, aunque la posesión de este tipo de objetos si se cataloga como delito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído