Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas de Onís juzga "dictatorial" rechazar el tren a los Lagos sin estudiar su impacto

El alcalde, José Manuel González (PP), afirma que los montañeros que cuestionan el remonte "hablan desde el desconocimiento, sin base real"

Turistas en Los Lagos de Covadonga.

Turistas en Los Lagos de Covadonga. | CRISTINA CORTE

"Dictatorial" y "partidista" fueron los adjetivos elegidos por el alcalde de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, del PP, para valorar la decisión de un grupo de montañeros de exigir que se prohiba la construcción del tren cremallera a los Lagos en el futuro plan rector de uso y gestión (PRUG) del parque nacional de los Picos de Europa. La alegación preparada por los montañeros ha generado hondo malestar en el equipo de gobierno cangués y entre los empresarios de la comarca.

El regidor cangués manifestó su "respeto" a la opinión de los montañeros, pero le admitió que le resulta "extraño" su rechazo al tren a los Lagos "sin basarse en nada real, solo en sus pensamientos" y sin permitir que los estudios de impacto ambiental, técnico, jurídico y económico determinen si el proyecto será bueno o malo para el parque nacional. "Hablan desde el desconocimiento", añadió.

González parte de la base de que el actual modelo de acceso a los Lagos, basado en autobuses de pago, está "desfasado", y de ahí que busque "soluciones de futuro" para un paraje que "es visitado cada año por más de 700.000 personas, también por montañeros". Destacó que el Ayuntamiento, en su afán por "defender los intereses de todos" aspira a un plan de accesibilidad "mejor que el actual".

El Alcalde subrayó que la propia Junta General del Principado, con la única abstención de Podemos, pidió al Gobierno del Principado que estudie la viabilidad del tren cremallera a los Lagos. González subrayó que no toma la alegación de los montañeros como una ofensa y que seguirá defendiendo la práctica del montañismo en los Picos de Europa y su consideración como actividad tradicional. Pero considera "osado" y "muy atrevido" que se rechace una propuesta antes de conocerla.

El dirigente cangués aseguró que se puso en contacto con el presidente de la Federación de Montaña del Principado de Asturias, Juan Rionda, y que este le trasladó que la entidad no está en contra del tren cremallera a los Lagos, y que las alegaciones que piden prohibir la apertura de nuevos remontes mecánicos en los Picos de Europa están impulsadas por un grupo de montañeros "a título particular".

Tampoco al presidente de la Asociación de Empresarios de la Comarca de los Picos de Europa (Incatur), Saúl Pascual, le ha gustado la alegación de que han anunciado varios montañeros sobre el tren, un proyecto "que no les afecta". "Una cosa es opinar y otra prohibir", señaló. Defiende que es el estudio de impacto ambiental el que debe determinar si el tren cremallera es o no adecuado, pero "que no se quiera estudiar la propuesta y prohibir sin más a futuro no lo veo", añadió.

Pascual cree que el tren cremallera, si supera los estudios ambientales, mejorará la protección del parque nacional, "que, junto con Covadonga y el Sella, es un "recurso fundamental", del que está tirando de la economía de la zona". Destacó, no obstante, que le parecen "interesantes" varias propuestas de algunos montañeros; en especial, la de flexibilizar el plan de acceso a los Lagos para aplicarlo cuando sea necesario, la libre circulación de los taxis de los concejos de los Picos de Europa por el parque y propiciar "el consenso, la participación y la transparencia".

Compartir el artículo

stats